Lo sabes. Adoramos las persecuciones del cine cuando están bien hechas y participan coches espectaculares. Pero esta nos ha ganado el corazón, aunque en ella no salgan coches. Para empezar, son unos ladrones de bancos australianos que saben dos cosas: dónde robar dólares australianos en California y donde encontrar su cerveza favorita.

Pero lo que no saben es que en Estados Unidos es muy posible que a los bares vayan policías. Y eso es un problema cuando, después de dar un golpe, te percatas de que intentas disfrutar de un unas pintas en un local lleno de agentes.

¿Qué hacer entonces? Huir, por supuesto. Pero como no puedes beber y conducir (todo el mundo lo sabe), ya puedes imaginar cómo se realiza la persecución. Un anuncio divertido:
http://www.youtube.com/watch?v=_GbHpqfv9is
Vía: Autoblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta