El RACC, en colaboración con la FIA, avisa de la proliferación del fraude en el kilometraje en los coches de segunda mano. Este problema no es exclusivo de España, ya que según indican desde el club de automovilistas, afecta a toda Europa.

Alterar el cuentakilómetros de un coche para que indique un kilometraje inferior al realmente realizado, puede permitir venderlo a un precio superior al que le correspondería. Hace años, la manipulación en el kilometraje implicaba desmontar el cuadro de lecturas y el propio cuentakilómetros. Parecía que la digitalización pondría fin a este fraude, pero la tecnología ha tenido el efecto contrario, como puede verse en este vídeo que difunde el RACC:

Como puedes ver, quien disponga de un ordenador portátil y el software adecuado, además de un dispositivo especial para acceder al puerto OBD (On-Board Diagnostics, un gadget relativamente barato), podrá modificar el cuentakilómetros en apenas unos segundos.

En nuestra guía básica para comprar coche de segunda mano ya comentábamos que, prestando atención a algunos detalles, resulta fácil comprobar que todos los componentes están en correctas condiciones. Sin embargo, a simple vista es imposible detectar la diferencia entre un coche modificado y uno normal. Solo un mecánico especializado podría intuir una posible modificación del cuentakilómetros basándose en el desgaste de los componentes del vehículo.

oveja negra

Las consecuencias para el propietario defraudado pueden ser realmente negativas. Aparte de la posible estafa, que puede llegar a miles de euros, se enfrenta a una mayor depreciación de su vehículo y a mayores costes de mantenimiento.

A pesar de planes como el PIVE 5, cada vez se venden más coches usados debido a la dificultad de acceder al crédito. Las ventas de VO en España en 2013 ascendieron a 1.652.755 coches usados frente a 722.703 nuevos. Y cada vez se trata de coches más viejos, lo que, además de envejecer el parque automovilístico español, facilita los fraudes de este tipo y supone un riesgo para la seguridad. Se ha demostrado que los coches antiguos son más peligrosos en caso de accidente, ya que no cuentan con los elementos básicos de seguridad en el coche.

¿Qué hacer para evitar el fraude?

  • Si es posible, verifica el kilometraje del vehículo en la DGT o a través del fabricante y exige su histórico de mantenimiento y reparaciones.
  • Fíjate en detalles como el desgaste del volante, tiradores, botones y pedales y piensa si son coherentes con el kilometraje.
  • Piensa que con menos de 50.000 km, el coche debería llevar los neumáticos originales.
  • Corrobora que el kilometraje sea coherente con el año de matriculación (como media se suelen hacer unos 12.000 km/año).
  • Pide que un mecánico inspeccione el vehículo antes de comprarlo.
  • Pide que se detalle el kilometraje en el recibo de compra del vehículo.
  • En definitiva, no te fíes de las gangas y sé cauto.

Además de estos consejos tan útiles, el RACC propone cuatro pasos para luchar contra esta práctica:

  • Obligar por ley a reportar les lecturas del cuentakilómetros por parte de aquellas entidades que tengan contacto con los vehículos (ITV, talleres, concesionarios, controles policiales…).
  • Establecer un sistema de intercambio de información de kilometraje entre países.
  • Tipificar de manera explícita en el Código penal del delito de manipulación del cuentakilómetros.
  • Modificar la normativa de la UE de homologación de vehículos para exigir la inclusión por parte de los fabricantes de medios que imposibiliten la manipulación del cuentakilómetros.

Fuente: RACC

 

4 COMENTARIOS

  1. […] Fuente:  Noticias Coches […]

  2. […] En cuanto al  motor, abre el capó del coche y toma nota de cualquier olor extraño. Comprueba el nivel de aceite con la varilla y observa si sale limpio. Echa un vistazo rápido a los manguitos y correas de distribución. Si parecen agrietadas o desgatadas son señales de que el coche no ha tenido un mantenimiento adecuado. Por último, revisa el estado del cuentakilómetros. No es sencillo descubrir si está trucado, pero el RACCnos daba hace tiempo unas pistas para descubrirlo. […]

Deja una respuesta