Hace tiempo te contábamos los mejores consejos para evitar los malos olores en tu vehículo y los mejores trucos para tener el interior de tu coche impoluto. En ambos casos te mencionábamos la importancia de la tapicería, pero sin hacer hincapié en ello. Por eso mismo, hoy vamos a centrarnos en este tema para que todas tus dudas al respecto queden resueltas.

En el mercado hay docenas de productos que aseguran ser los mejores (no falla) para limpiar los asientos del automóvil. Muchos de ellos son específicos para ciertos tipos de manchas. Puedes encontrarlos en los estantes de las gasolineras, tiendas especializadas en la reparación de vehículos y hasta en la sección del automóvil de cualquier gran superficie. De entre toda la oferta existente, hay dos modos de actuar:

Casos concretos

En el coche realizamos un sin fín de actividades que pueden provocar una gran variedad de manchas en la tapicería de nuestro vehículo. La mejor solución para cualquier tipo de mancha es actuar con rapidez y concisión, pero no todas son fáciles de quitar y mucho menos debes seguir los mismos procedimientos para erradicarlas.

limpiar tapiceria

El primer paso que debes dar está más que claro: retirar la mancha del tipo rápidamente con un poco de jabón y una toallita, una esponja o papel. Ahora bien, pasado el primer asalto ¿Qué debes hacer? Te dejamos aquí cuales son los siguientes pasos a dar dependiendo del tipo de mancha:

  • Barro: Utiliza primero un cepillo seco para retirar lo más gordo. Pasado un tiempo, vuelve a limpiar la zona con el cepillo humedecido en agua.
  • Chicle: Es el más temido junto con las manchas de grasa o aceite. Para eliminarlo debes endurecerlo primero con un hielo y, con cuidado, retirarlo después con una espátula.
  • Café o té : ¿Quién no se ha tomado un cafecito en el coche de camino al trabajo? Para acabar con esta mancha tan común utiliza agua fría y limpiador para cristales.
  • Chocolate: No son difíciles de eliminar utilizando jabón líquido y un trapo húmedo. Hay quien utiliza jabón en seco, frota y espera un rato antes de frotar de nuevo.
  •  Grasa o aceite: Es sin duda la mancha más temida. Para deshacerte de ella, no existe un remedio casero efectivo pero prueba mezclando agua con un poco de desengrasante. Recuerda que son las más rebeldes por eso hay gente que usa glicerina diluida para acabar con ellas.

niños

  • Vómito: Consejo dirigido especialmente a todos aquellos que se marean en los viajes y a padres con niños pequeños. Emplea jabón y agua lo antes posible para retirar la mancha y frota. Si ves que dañas la tapicería al frotar o el desagradable olor no se va, acude con tu coche a un sitio especializado en la limpieza de interiores, pues no siempre se elimina totalmente. Recuerda que los ácidos estomacales pueden hacer polvo la tapicería por lo que actuar rápido es vital.
  • Maquillaje: Para este tipo de manchas el alcohol va muy bien. Mezcla una pequeña cantidad con el detergente para la lavadora para prendas delicadas. Esta mezcla suele ser suficiente, sino hay quien emplea un líquido desmaquillador. Si lo utilizas, ve poco a poco ya que puede reaccionar y dañar la tapicería.
  • Sangre: Suele eliminarse con espuma seca mezclada con agua salada o con un detergente suave. Si la mancha está seca, añade un poco de glicerina.
  • Tinta: Todos nos hemos manchado alguna vez con el bolígrafo la camiseta o el pantalón, la tapicería del coche no iba a ser una excepción. Para eliminarla combina alcohol y agua a partes iguales en un recipiente y después aplícala sobre la mancha.

Limpieza general

No solo es importante reaccionar rápido a cada una de las manchas comentadas anteriormente, también es aconsejable cuidar con cierta frecuencia el estado de la tapicería con limpiezas periódicas. Tranquilo, este tema también vamos a abordarlo en profundidad para que no te quede ningún tipo de duda al respecto.

limpieza

1. Suciedad superficial: Para lograr un resultado perfecto aspira en primer lugar la tapicería con la ayuda de un potente aspirador. No te olvides de todos y cada uno de los pliegues de los asientos, así como del respaldo pues es donde más suciedad se acumula. Hazlo de dentro del asiento hacía fuera, para facilitar el “arrastre” de la suciedad.

2. Agua y jabón: Después de aspirar todos los asientos, pilla la esponja empapada en agua y jabón y limpia en profundidad el tejido. Esto no quiere decir que lo hagas con tal fuerza que dañes el tejido. Por lo que, suave pero eficaz. Al igual que con el aspirador, pasa la esponja de dentro hacia fuera.

3. Frota: Si todavía quedan manchas es importante que sigas limpiando la tapicería pero ahora con la ayuda de espuma seca. Este tipo de detergente funciona como los quitamanchas de la ropa. Hay que aplicarla, dejar secar y retirarla después con un trapo seco. Funciona de maravilla con algunas manchas húmedas.

limpiar-tapiceria-3

4. Para finalizar: Retira la espuma con un trapo y, para los residuos más pequeños, usa un aspirador (a poder ser de líquidos pues el resultado será perfecto). Finalmente, utiliza una bayeta atrapapolvo.

Si quieres conseguir un resultado perfecto, existen cremas nutritivas especiales para tapicerías de cuero. Conviene aplicarlas cada cierto tiempo, sobre todo si el coche pasa largos periodos al sol. Las manchas en este tipo de tapicerías requieren productos especiales que suelen ser caros pero que conviene comprar para evitar dañar el cuero.

Fuentes: Autopista, Autofácil, Practicopedia.
[NOTA: Artículo publicado el 24 /03/2014 actualizado con más trucos de limpieza]

8 COMENTARIOS

  1. […] Aunque pueda parecer algo obvio, más gente de la que crees no lo hace. Si queremos hacer unas buenas fotografías a un coche, este tiene que lucir impecable. Y cuando decimos limpio, no nos referimos a que le eches una moneda de un euro y le des un manguerazo en algún lavadero de coches. El coche tiene que estar perfectamente limpio y para ello, tendrás que limpiarlo a conciencia: ruedas, llantas, carrocería, interiores, cristales… Además, si usas después algún producto para resaltar su brillo, mejor. Aquí ya te explicamos cómo lavar bien el coche (también su interior). […]

  2. […] Aunque pueda parecer algo obvio, más gente de la que crees no lo hace. Si queremos hacer unas buenas fotografías a un coche, este tiene que lucir impecable. Y cuando decimos limpio, no nos referimos a que le eches una moneda de un euro y le des un manguerazo en algún lavadero de coches. El coche tiene que estar perfectamente limpio y para ello, tendrás que limpiarlo a conciencia: ruedas, llantas, carrocería, interiores, cristales… Además, si usas después algún producto para resaltar su brillo, mejor. Aquí ya te explicamos cómo lavar bien el coche (también su interior). […]

Deja una respuesta