El pasado miércoles 24 se estrellaba el dirigible más grande del mundo, el Airlander 10, después de permanecer apenas una hora y media en el aire. Por suerte, no hubo daños personales y el vehículo ya está siendo reparado. El mismo día había realizado con éxito primer vuelo corto en el país donde fue creado, Reino Unido, aunque ya venía avisando de posibles complicaciones desde el sábado anterior en el que tuvo un intento de ascender a los cielos fallido.

A favor de Hybrid Air Vehicles la empresa encargada de esta aeronave, hay que admitir lo complicado que es hacer que mastodontes aéreos como es también el hidroavión más grande conocido no tengan fallos, al menos en los vuelos de prueba (que para eso se hacen).

Con unas dimensiones de 92 x 43,5 x 26 metros, el Airlander 10 tiene capacidad para cargar con 10.000 kilos y permanecer circulando durante cinco días cargado. Si va vacío tiene una autonomía de hasta dos semanas. Compuesto de helio que le mantiene a flote en el aire, la aeronave es parte de una pequeña familia de vehículos aéreos híbridos con 325 CV y motores diésel turboalimentados.

Tras varios intentos en agosto de 2012 y la cancelación del proyecto en 2013 debido a los problemas de financiación, su presentación en sociedad fue el pasado 6 de agosto. La financiación y el desarrollo del Airlander fue posible gracias a la recaudación obtenida en dos campañas de crowdfunding en las que obtuvieron 3,9 millones de euros, además de ayudas de la Unión Europea y Reino Unido.

Desconocemos si el Airlander 10 contará con una tercera oportunidad, la empresa no se ha pronunciado sobre el asunto. Esperamos que así sea y que la próxima sea la vencida para esta creación gigantesca que de nuevo podría surcar los cielos y entretenernos con la impresionante visión de este globo flotante que desafiando toda regla habida y por haber de la gravedad.

Fuente: CNN
Imágenes: Hybrid Air Vehicles

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta