Los gobiernos empiezan a apostar por nuevos sistemas de transporte y pretenden realizar cambios drásticos para controlar la contaminación y los centros de ciudad. Países como Alemania, Finlandia o España están en esta lista. No hace mucho veíamos cómo de Helsinki pretende hacer que los vehículos particulares pasen a formar parte de un nuevo y rompedor sistema de transporte público. Y más cerca nos queda de Madrid, donde el centro va a quedar cerrado al tráfico (limitado a transporte público y residentes).

Dentro de estos nuevos sistemas, el transporte en vehículos eléctricos es uno de los pilares y ya hemos hablado de  como vienen, cada día pisando más fuerte y haciendo más ruido. En California son conscientes de la necesidad de este cambio y el gobierno se ha puesto manos a la obra para incentivar la compra de coches eléctricos entre sus ciudadanos.

La iniciativa se llama The Charge Ahead California Initiative, y ha sido el Senador Kevin de León y que la ha sacado adelante. El objetivo es poner en la calle un millón de coches de cero emisiones, o casi cero emisiones para 2023. El pasado 21 de septiembre fue aprobada por el Gobernador Jerry Brown por lo que todo va poco a poco haciéndose realidad.

atasco californiaSe ayudará con 2.500 dólares a personas que quieran un vehículo eléctrico a pesar de que puedan comprarlo sin esa ayuda gracias a su buena situación. En California ya han disfrutado de ayudas más de 72.000 personas, yendo gran parte a familias que ingresan más de 100.000 dólares anuales, ayudando con un total de 151.000.000 de dólares.

La nueva apuesta del gobierno californiano es la de ayudar a comprar coches eléctricos a familias con menos ingresos. Las familias de cuatro personas y con unos ingresos de hasta 53.000 dólares anuales podrán recibir además de los 2.500 dólares de la ayuda, otros 1.500 dólares por la retirada de la circulación de un vehículo altamente contaminante.

Las familias más desfavorecidas puede llegar a recibir hasta otros 3.000 dólares adicionales para la compra de uno de estos vehículos, pudiendo ser esta cifra aún mayor si viven en barrios con alta contaminación. Además, todos los residentes podrán recibir hasta 3.000 dólares para pases de transporte público o para apuntarse en programas para compartir coche, por la retirada de coches antiguos a pesar de que no compren uno nuevo

La puesta californiana es grande, quieren que el estado con más población de Estados Unidos sea puntero en la reducción contaminación con el aumento de coches de cero emisiones.

Fuente: Grist

1 COMENTARIO

Deja una respuesta