Si alguna vez te has preguntado cuál es la carretera más larga de España hoy estás de suerte porque, la carretera más larga que tenemos en nuestro país es la Nacional 340 o N-340. Esta vías bordea toda la costa del Mediterráneo, desde Puerto Real (Cádiz) a Barcelona, en un tramo de 1.248 km, atravesando un total de 4 Comunidades autónomas, 10 provincias y 147 pueblos. Hay carreteras mucho más largas en el mundo, pero pocas con una historia tan longeva como esta.

El origen de la N-340 (al igual que el de otras Nacionales) hay que buscarlo en la llamada Vía Augusta, una carretera heredada de las antiguas calzadas romanas y de los caminos reales de los siglos XVII y XVIII, por las que circulaban los carros y carretas (de ahí su nombre de carreteras).

Alrededor de los años 20 del siglo pasado, durante la dictadura de Primo de Rivera, se empezó a construir el llamado Circuito Nacional de Firmes Especiales, un primer intento en el que se trataba de asfaltar parte de la deteriorada red viaria española. Sin embargo, no fue hasta los años 50 (después de la Guerra Civil), cuando definitivamente se construyó esta carretera. Por ella transitaban a la vez modernos automóviles y carros de tracción animal, lo que provocaba un enorme desgaste en el asfalto.

circuito nacional de firmes especialesEn los años posteriores, el incesante intercambio comercial de los pueblos costeros, los movimientos de los emigrantes andaluces hacia la Cataluña industrial durante la época del franquismo y el auge turístico de algunas localidades fueron claves para su expansión. Así, pueblecitos y barrios de pescadores, como eran hace unos años Torrevieja, Marbella, Nerja o Motril se convirtieron en potentísimos destinos turísticos, que en apenas una década duplicarían o triplicarían su población.

Teniendo en cuenta los límites de circulación en aquella época (40 km/h para camiones y 50km/h para autobuses), un viaje en automóvil como el que hoy nos ocupa podía durar tranquilamente una semana.

carretera N-340 recorridoLa nomenclatura de esta vía se basa en el modelo de numeración que podemos observar en todas las carreteras del país, basadas a su vez en las principales seis vías de comunicación que recorren España, las seis nacionales radiales. Así, el primer dígito se asigna por el sector comprendido entre las carreteras N-III y N-IV; el segundo corresponde a la distancia en kilómetros en línea recta a Madrid (más de 400 kilómetros en este caso) y finalmente el tercero depende de si la carretera es radial (impar) o concéntrica (par).

Hoy en día, es considerada una de las carreteras con mayor siniestralidad del país y muchos tramos pertenecen a los llamados puntos negros. Por eso, en los últimos años han ido creciendo en paralelo otras autopistas como la A7 o AP-7, cuyo trazado y asfalto está en mejores condiciones. Esta moderna autopista tiene prevista una longitud de 1.330 kilómetros y quedan por construir más de 320 que en su mayoría están comprendidos entre Castellón y Barcelona. Cuando esté completamente en servicio asumirá el récord que a día de hoy ostenta la carretera primigenia. Sin embargo, sin lugar a dudas, pierde parte del encanto de poder disfrutar de increíbles paisajes y esos maravillosos bocatas de bar de carretera que tanto gustaban.

Fuentes: Fronterasblog, Wikipedia
Foto principal: Surfeandoelmundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta