¿Puede cambiar la diversión el comportamiento humano? La idea de que algo tan simple -o tan complicado-como divertirse puede ser la manera de mejorar el comportamiento de las personas es lo que ha impulsado esta iniciativa de Volkswagen, llamada del mismo modo que la propia teoría: The Fun Theory. Este concurso de ideas ha servido de plataforma para impulsar proyectos muy interesantes, entre los que se encuentran las famosas escaleras con teclas de piano para fomentar el ejercicio, un contenedor de reciclaje convertido en una máquina traga perras o el ganador: la lotería del radar de velocidad.

Este radar puede hacer dos cosas: fotografiar a los vehículos que excedan los límites de velocidad y premiar a aquellos que los respetan con un bote de 2.000 euros recaudados de las multas. Su creador, Kevin Richardson, cree que se puede conseguir que los conductores reduzcan la velocidad haciendo de una obligación una actividad divertida.

boleto

La idea gustó tanto que Volkswagen y la Sociedad Nacional de Seguridad Vial sueca la hicieron tangible. Se instaló este radar en una transitada calle de Estocolmo, con gran afluencia de peatones, para ver cómo reaccionaban los conductores. Lo cierto es que tuvo buena acogida: en un día consiguieron una reducción del 22% de la velocidad media. Un pulgar hacia arriba y otro hacia abajo junto a la velocidad indicaban si iban por buen camino para conseguir el premio. Si al pasar por el punto elegido para el experimento el pulgar estaba hacia arriba, el conductor podía enviar un SMS a los organizadores con su número de matrícula para poder optar al premio.

¿Seguiría tan baja la media de velocidad después de que quitaran el radar o por el contrario volvería a subir? ¿Funcionamos mejor con refuerzos positivos o negativos?

Una buena forma de premiar las buenas prácticas en vez de sólo sancionarlas, aunque lo ideal sería que el ser humano no necesitara un incentivo económico para cumplir las normas y actuar con sentido común. Y es que cuando sólo se refleja una parte de la realidad, ésta acaba distorsionada.

Encontramos múltiples ejemplos en la imagen que tenemos, por ejemplo de África: los medios sólo informan de los sucesos violentos que tienen lugar o de las hambrunas cíclicas de algunos países, o del resurgimiento de algún brote. Raras veces encontramos noticias que relaten los aspectos positivos, y esto crea un desconocimiento abismal, tal y como relató Eric Chinje, director de Africa Media Initiative en el I Encuentro de Periodistas África-España: “Hay gente que aún me pregunta si hay leones donde vivo. El único león que he visto en mi vida fue en un zoo en Boston”.

Podemos tomar este proyecto como un recordatorio, para no caer en tópicos también en el mundo de la automoción y la seguridad vial. Para que no nos veamos sumidos sólo en la negatividad y las malas cifras. Y también para invertir más en refuerzos positivos en el tráfico.

Fuentes: The Fun Theory, ABC News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta