Grupos de fans de todo el mundo, tanto apasionados del cine como del motor, visitan los lugares del rodaje en un desierto cercano a Los Ángeles o viajan exclusivamente a Carolina del Norte, donde se encuentra el camión superviviente de la película Duel (El Diablo sobre ruedas). Pero, ¿de qué manera esta pequeña película, realizada de forma barata y rápida para la televisión, ha conseguido generar un culto tan apasionado, internacional y constante? Esta es la pregunta que intenta responder The Devil on Wheels, un proyecto de documental que acabamos de conocer muy interesante.

Se trata de una producción que encabezan cinco jóvenes cineastas de distintos países y que dirige un español, Enric Folch. “Vi Duel a los 14 años y me impresiona en todos los sentidos. Es una película que no tenía ninguna oportunidad de ser recordada: sin presupuesto, para tv… Y sin embargo, aquí estamos, hablando de ella. Casi 45 años después, sigue viva y coleando”, nos relata este cineasta catalán que se considera un fan más fascinado por la película.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl equipo del documental recorrerá las localizaciones del rodaje original en Estados Unidos a bordo de réplicas del Playmouth Valiant rojo y el camión Peterbilt 281 para explorar el fenómeno en que se convirtió la opera prima de Steven Spielberg, una road movie de los años setenta de la que ya te hemos hablado antes.

El rodaje

En su travesía entrevistarán a miembros del equipo técnico, fans y expertos, así como explorarán la forma en que se rodó. El título del documental, The Devil On Wheels, es la traducción literal del título español de Duel, El Diablo sobre Ruedas. El nombre, dicen, ha sido elegido como homenaje al reconocimiento internacional de la película.

1024.duel.ls.12512El rodaje está a la vuelta de la esquina, según el propio Folch “planeamos rodar este verano. Luego habrá un largo proceso de montaje, como siempre en los documentales. Así que la película tendría que estar terminada en algún momento de 2016”. Todo está previsto pero falta lo fundamental: el dinero. El mismo director nos confiesa que hasta ahora todo ha salido “¡De nuestros bolsillos!”

La financiación

Está claro, entonces, que no es una superproducción, sino un proyecto pequeño e independiente para el que han lanzado esta campaña de crowdfunding que empezó ayer 4 de marzo en Kickstarter. “Nuestro primer objetivo en Kickstarter va a ser 80.000 euros, que es lo mínimo que nos hace falta para rodar un mes en Estados Unidos (sin cobrar, claro). ¡Pero nuestro sueño desde luego es superarlo! Para comprar la imágenes de la película y poder dedicarnos a ella full time. Crucemos los dedos”, nos confiesa Enric desde Londres, donde en estos momentos se concentra todo el equipo poniendo todo su tiempo y esfuerzo en conseguir la financiación.

Puedes seguir su hazaña en Facebook y, por qué no, ¡anímate a ayudarles! Hasta el 30 de marzo tienen de plazo para conseguir los 80.000 euros que les cuesta el rodaje. ¡Hasta dónde puede llegar la magia del cine!

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta