Muy pocos recordarán el Ferrari 712 Can Am, y tal vez por una buena muy buena razón. No ganó nunca ninguna competición y en pocas ocasiones compitió en América. Por lo único que se podría recordar a este vehículo es por su tamaño. Es el Ferrari con el motor más grande jamás construido.

Normal que no sea conocido por llevarse la medalla en ninguna carrera, por muy grande que fuese su motor, también pesaba lo suyo y mover un armatoste como este costaba más de lo normal. Su nombre 712, viene dado por los doce cilindros con los que cuenta, el 7 al parecer fue un fallo al nombrarlo.

La razón de su construcción fue porque Cam Am estaba dominado por grandes carrocerías como el Chevy V8s de 8.0 litros y 8.3 litros construido por McLaren. Ferrari quería competir contra estos e hizo un coche lo más grande que pudo.

La fima italiana realizó una modificación de su actual Ferrari 512 de carreras de resistencia, manteniendo una chasis estándar. El problema fue que, a pesar de contar con 680 caballos de potencia según Ferrari, las expectativas de ganar alguna carrera eran escasas. Al 712 le costaba subir posiciones en la carrera y tan solo alcanzó la cuarta posición con Mario Andretti en 1971.

Poco a poco, con el paso del tiempo, la existencia del 712 fue pasando al olvido, aunque siempre quedarán nostálgicos que recuperen el sonido de esta bestia gigantesca de Ferrari, que no gana… pero ruge de lo lindo

Vía: Jalopnik
Galería de imágenes:

Ver galeria (3 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta