PSA y General Motors se reunirán este fin de semana para tratar de cerrar el acuerdo de compra de Opel por parte de los galos. Las negociaciones girarán en torno a dos asuntos: el método de pago de la transacción y el plan de pensiones de los jubilados de Opel. La firma podría ser oficial el próximo lunes, según informa Bloomberg.

En los últimos meses, el grupo PSA ha dado un gran impulso en todas sus áreas de negocio. Su mayor ofensiva ha sido la oferta presentada a General Motors para tomar posesión de la marca Opel. Por lo que algunos medios informan, dicha adquisición podría ser inminente.

PSA y General Motors se reunirán este fin de semana para alcanzar un acuerdo que podrían anunciar el próximo lunes, según informa Bloomberg. La negociación parece estar bastante avanzada, buena prueba de ello es que hay programada una reunión entre la directiva del grupo PSA y varios dirigentes sindicales europeos para la semana que viene. No obstante, todavía hay ciertos asuntos que han de resolverse para que ambas compañías firmen el acuerdo.

El primer punto sobre el que gira la negociación en estos momentos es el método de pago de los 2.000 millones de euros en los que se cerraría el traspaso. La segunda cuestión que han de resolver PSA y GM es algo más delicada, ya que deberán gestionar el actual plan de pensiones de los jubilados de Opel: en estos momentos dicha financiación tiene un déficit de 8,5 billones de euros.

Si el acuerdo llega a buen puerto, PSA se convertiría en el segundo mayor fabricante de automóviles en Europa. Carlos Tavares, director ejecutivo de PSA, confía en incrementar la rentabilidad de la firma alemana a través de un un plan de reestructuración. El objetivo del fabricante será posicionar a Opel como una alternativa premium al resto de marcas del grupo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta