No hace mucho tiempo que hablamos de un informe de tramos de carretera peligrosos. Ahora, coincidiendo con el fin de año, nos hacemos eco de otro. En esta ocasión se trata del XII Estudio EuroRap. Este consorcio independiente analiza, junto a clubes automovilísticos de los respectivos países, la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros durante los tres últimos años, su gravedad y su relación con las características de la vía. En el análisis de las carreteras españolas han colaborado el RACE y el RACC

El estudio indica que casi el 16% de los kilómetros presentan un riesgo “elevado” o “muy elevado” de sufrir un accidente grave o mortal (3.938 km del total de 24.647 km analizados). El resultado se estructura según un “Índice de Riesgo”, definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro.

El estudio del RACE analiza la Red de Carreteras del Estado (RCE). Apenas representa el 15% de los kilómetros de las carreteras españolas, pero por ella circulan el 52% del tráfico. Según nos indican, presentan un riesgo elevado (2.669 kilómetros, el 10,8%) o muy elevado (1.279 kilómetros, el 5,2%). El 16,8% lo tiene moderado (4.143 km), el 42,1% bajo (10.380 km) y el 25,1% muy bajo (6.176 km).

riesgo carreteras espanolasParece mucho, pero se trata de una cifra que es un inferior al dato de 2012.  En los últimos tres años, el número de kilómetros con riesgo de accidentalidad elevado (rojo) o muy elevado (negro) ha descendido del 18,4% al 16%. Por otro lado, los kilómetros con riesgo muy bajo (verde) de accidentalidad han aumentado 6,4 puntos porcentuales: han pasado de ser un 18,6% hace 3 años a un 25,1% del total.

En las autopistas se ha producido una reducción del riesgo de accidente mortal o grave del 40% respecto a 2010. Para las carreteras convencionales, esta reducción es del 37%. En 2014, el riesgo de accidente mortal o grave en una vía convencional es el cuádruple respecto a una vía de alta capacidad.

evolucion riesgo carreteras espanolasLas regiones más peligrosas

Los diez tramos de mayor riesgo son carreteras nacionales de calzada única. El RACC destaca que Cataluña, Castilla y León y Galicia son las comunidades con mayor proporción de tramos negros de la RCE. En el caso de Cataluña es del 7,8%, en el de Castilla y León el 6,5% y en el de Galicia el 6,3%. Las únicas que no tienen ninguno son Murcia, Navarra y el País Vasco.

Por provincias, la que mayor riesgo de accidentalidad tiene es Girona (el 19,5% del total de kilómetros considerados como puntos negros), seguida de Guadalajara (18,2%) y Sevilla (14,5%).

El tramo de mayor riesgo de accidente mortal o grave se encuentra en la N-320: empieza en (Casar de Talamanca) Guadalajara y termina en Talamanca de Jarama, en la Comunidad de Madrid. Aquí se han producido nueve accidentes mortales y graves en los que han perdido la vida dos personas y otras 11 han resultado heridas graves en los tres años de estudio por salidas de la vía, recuerda el RACE.

Hay 45 carreteras españolas que contienen al menos un tramo negro. Sin embargo, sólo 9 de ellas acumulan el 50% (640 km) de los km de riesgo “muy elevado”. Los diez tramos de mayor riesgo son carreteras nacionales de calzada única:

De los tramos que aporta Castilla-La Mancha al listado, tres de ellos se encuentran en los primeros puestos (uno compartido con Madrid), mientras que Castilla y León, Cataluña y Andalucía tienen dos cada una y Extremadura lo completa con uno solo.

La N-260 es la carretera con más kilómetros negros en España (105,2), seguida de la N-630 (88,4), la N-234 (87,9), la N-120 (71,6) y la N-204 (67,6). Completan este listado la N-330 (60 kms), N-122 (57,3), N-621 (52,9) y N-620 (50,4).

Siniestrabilidad por tipo de vehículo

Donde más se accidentan las motos es en las vías de alta capacidad de acceso a las principales áreas metropolitanas, se advierte en el estudio. Al respecto, el RACE indica que los motoristas cada vez se ven más implicados en los accidentes de tráfico mortales y graves, ya que han pasado del 7,8 % de 2003 al actual 18,9%. se analiza la accidentabilidad por motos y ciclomotores, la carretera más peligrosa para estos vehículos es la SE-30 en Sevilla, que mantiene por segundo año consecutivo dos tramos (enlazados).

En el resumen del RACE se precisa además que los vehículos pesados están presentes en torno al 20% de los accidentes mortales y graves, manteniéndose más o menos estable a lo largo de los años. El 15,28 % de los accidentes mortales y graves donde hay implicados vehículos pesados se produce en 20 tramos de carreteras.

Algunos de ellos con mayor proporción de accidentes mortales y graves son la N-232 del kilómetro 269 al 296,8 en Zaragoza, donde de los 23 accidentes mortales y graves, 18 corresponden a vehículos pesados; la N-2 del kilómetro 340,5 al 390,2 también en Zaragoza, donde 15 de los 23 accidentes ocurridos corresponden a vehículos pesados; o la A-7 del kilómetro 306,6 al 336,1 en Valencia, donde un tercio de los 32 accidentes corresponden a vehículos pesados.

El mapa de los puntos negros españoles

 

tramos de carretera con riesgo SpainA continuación, te mostramos los porcentajes de kilómetros considerados como puntos negros para la circulación que hay en cada Comunidad Autónoma, según el estudio de EuroRap. Sobre estas líneas puedes verlos en el mapa, para que tenerlos localizados y extremar la precaución si debes circular por ellos:

  • Cataluña: 7,8%
  • Castilla y León: 6,5%
  • Galicia: 6,3%
  • Aragón: 6,1%
  • Cantabria: 5,9%
  • Andalucía: 5,1%
  • Castilla-La Mancha: 4,8%
  • Comunidad Valenciana: 3,7%
  • Extremadura: 3,6%
  • La Rioja: 2,7%
  • Comunidad de Madrid: 1,5%
  • Asturias: 1,4%
  • Murcia: 0,0%
  • Navarra: 0,0%
  • País Vasco: 0,0%

¿Cómo atajar el problema?

Entre 2000 y 2010 la mortalidad en accidentes de tráfico en España se redujo un 57%. Se logró cumplir con el objetivo marcado por la UE de reducción de los muertos en un 50%.

evolucion muertes en carretera 2000-2020Para el año 2020 se ha establecido un nuevo objetivo europeo, que implica que las muertes en España no superen un máximo de 1.239. Hasta este año, (2010-2013), la reducción ha sido de un 32,2% Desde el RACC defienden que, para converger con los países más avanzados en seguridad vial, se deberían trabajar tres nuevas líneas de actuación:

  • Introducir nuevas políticas de mantenimiento de carreteras, a medida que disminuyen los accidentes mortales y con ellos los puntos negros, debe pasarse de una política de mantenimiento reactiva (arreglar puntos negros) a una política proactiva (dirigir el gasto a eliminar riesgos potenciales en la carretera).
  • Poner el énfasis en políticas de seguridad vial para la tercera edad. El 29% de las muertes de tráfico corresponden a mayores de 65 años. Este nuevo paradigma va a acentuarse en el futuro y necesita de políticas concretas que lo aborden (frecuencia, requerimientos, medicaciones…).
  • Fomentar una mayor uso de las tecnologías de seguridad (e-safety). Tecnologías con un gran potencial de salvar vidas como el sistema autónomo de frenado de emergencia (AEB), deben beneficiarse de ayudas a la compra como las tienen los vehículos más ecológicos (Plan PIVE).

Fuente: RACE RACC, Eurorap

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta