Se trata del primer vehículo autónomo ideado en Reino Unido y fue creado pensando en recorrer distancias cortas, para ayudar a turistas y gente necesitada, como las personas con discapacidad. Hablamos del Lutz Pathfinderuno de los cuarenta modelos que fueron desarrollados durante el año pasado en el laboratorio urbano que han montado en la ciudad de Milton Keynes.

El Lutz Pathfinder es una cápsula sin conductor (pod) que está diseñado para conducir en las aceras y en las zonas peatonales. Una vez ensayado con éxito, servirán para transportar a la gente alrededor de la ciudad de Milton Keynes, en Reino Unido.

Se dieron a conocer el mismo día que las autoridades de Reino Unido dieron vía libre para que los coches autónomos pudieran circular por ciertas carreteras, con la circulación controlada. La idea que quieren proyectar es que ellos van a la cabeza en el desarrollo de este tipo de vehículos.

LUTZ Pathfinder2

Los Lutz Pathfinder han sido creados por RDM Group, pero forman parte de la iniciativa Autodrive, liderada por el propio gobierno, bajo el centro de ‘movilidad inteligente‘ conocido como Catapult Transport System. Se han gastado 20 millones de libras en poner el proyecto en circulación. Además está equipado con tecnología de sensores y de navegación proporcionada por la Universidad de Grupo de Robótica móvil de Oxford.

Este pequeño vehículo mide  de 1.93 metros de largo, 1.40 metros de ancho y 1.682 metros de altura, las vainas están diseñados para transportar dos adultos y una carga máxima de 240 kg. Funciona gracias a una batería de fosfato de ion-litio que proporciona una autonomía de 64 km o 8 horas y tarda unas 4 horas para recargar completamente. La velocidad máxima está limitada 24 km/h.

La tecnología incorporada en el vehículo de conducción autónoma está desarrollada por el Mobile Robotics Group de la U. Oxford. Un total de 22 sensores se utilizan para ayudar a orientarse al vehículo y a garantizar la seguridad de los peatones: Determinan lo que hay a nuestro alrededor, además de cámaras panorámicas, sistemas láser y radares (LIDAR), que dibujan el entorno con garantías y rapidez.

LUTZ Pathfinder3

El aspecto físico ha sido diseñado para que sea muy compacto, con los asientos verticales para los ocupantes y con las ruedas metidas parcialmente bajo la carrocería del vehículo y con tapas para proteger a los peatones. El acceso a este es todo el lateral ya que así es más fácil su acceso.

Los vehículos se han diseñado y construido en el último año. Para que este proyecto se llevara a cabo se propuso un ensayo inicial con tres autos en un área asignada entre la estación central de tren de Milton Keynes y el centro de la ciudad. También hay que tener en cuenta que para llevarlo a cabo: “La seguridad ha sido nuestra preocupación primordial durante todo el proceso de planificación, por lo que vamos a seguir para tener un operador humano al volante durante la duración del ensayo,” añadió el Sr. Yianni de Transport Systems Catapult. “Pero el proyecto LUTZ Pathfinder es un primer paso importante hacia un futuro en el que los vehículos de auto-conducción se pueden llamar a la carta, cómo y cuando la gente los necesita.” Después del éxito del ensayo los usuarios fueron capaces de reservar uno  mediante una aplicación móvil.

El siguiente video es una realidad de cómo los pequeños Lutz Pathfinder se verán en acción:

Fuente: Catapult Transport System

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta