El parachoques es la pieza que se encuentra tanto en la parte delantera como trasera de la carrocería del coche. Su principal función es la de amortiguar al vehículo en caso de accidente, absorbiendo toda la energía desprendida para así minimizar los daños. A lo largo del tiempo han sido varios los materiales utilizados en su fabricación, desde el metal hasta el plástico, pero la pregunta que alguien se hizo hace unas deécadas fue la siguiente: ¿y por qué no de agua?

Hace unos años, concretamente a finales de los 70, se trabajó en este proyecto, con la finalidad de abaratar costes en las reparaciones. La empresa Energy Absorption Systems fue la encargada de desarrollar un sistema encargado de absorber los impactos, utilizando bolsas rellenas de aguas instaladas en los parachoques. Antiguamente los parachoques tenían como compuesto principal el metal, cuyo coste de reparación suponía un gran desembolso. Tampoco eran demasiado efectivos a la hora de absorber impactos. De hecho, muchos coches de la época vieron afectados sus respectivos chasis en colisiones. Hoy es habitual que tengas que cambiar la pieza de un golpe, pero nadie recuerda tener que rectificar o enderezar el chasis tras un choque.

parachoques de agua

Quedó demostrado que los parachoques de agua tenían una gran efectividad en colisiones por debajo de 29 km/h, velocidad a la que normalmente se suele tener un choque urbano. El funcionamiento era el siguiente: se procedía a llenar unas bolsas con agua a presión. Actuaban a modo de absorción mediante su dilatación y comprensión, reduciendo así la aceleración y deceleración del impacto en aproximadamente un 60%.

La idea no tuvo éxito, ya que había cierta incertidumbre sobre su funcionamiento y la seguridad de los parachoques de agua cuando las temperaturas fueran frías. La marca creó un líquido que apenas se congelaba, pero la duda del mercado ya estaba ahí. Con todo esto y con el auge de nuevos materiales, como el plástico y las bandas de goma, la empresa americana vio cómo desaparecían sus opciones de triunfar en el mercado de automoción. En este vídeo puedes ver el funcionamiento de estos curiosos parachoques:

Fuente: Automotive

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta