California ha decidido impulsar el uso de los coches eléctricos con un nuevo programa que pretende instalar un total de 3.500 puntos de recarga que serán repartidos por 50 localizaciones, entre las que destaca San Diego y el Condado de Orange.

La Comisión de Asuntos Públicos de California (CPUC) ha aprobado un plan que permite a la empresa San Diego Gas & Electric’s (SDG&E) a instalar estos puntos de recarga en zonas estratégicas como centros comerciales, restaurantes o los barrios más desfavorecidos. El objetivo una vez más está claro: extender lo máximo posible el uso de los coches eléctricos e ir disminuyendo el uso de los combustibles fósiles.

La gran ventaja de este programa es que pretende ofrecer al usuario una gran variedad de tarifas, con diferentes precios en función de la hora a la que se recargue el vehículo. Por ejemplo, más baratas por las noches y más caras durante los momentos de mayor demanda. Con este sistema se pretende incentivar la recarga en las horas del día en las que hay más generación que procede de energías renovables. Como se puede observar en el gráfico, hay grandes diferencias entre las estaciones del año y las horas del día.

datos

Dentro de este programa piloto, los clientes podrán introducir mediante una app cuáles son sus preferencias a la hora de cargar su vehículo, es decir, cuantos kWh necesitan y a que hora les interesa recargarlo. Pero eso no es todo, también pueden establecer cuáles son los límites que están dispuestos a pagar. Con los datos recogidos, la compañía elaborará unas tarifas que estén acorde con la demanda y la hora en que se realice la recarga. De este modo no solo se frecen los precios más atractivos posibles sino que también se evita el impacto en la red eléctrica.

En total la empresa SDG&E invertirá 45 millones de euros en implantar esta red de 3.500 unidades en 350 emplazamientos diferentes a lo largo de los tres próximos años. Además, se espera que este proyecto sirve como catalizador del potencial de generación de las energías renovables. La meta final es alcanzar el objetivo que se fijó el gobernador de California: alcanzar el millón de coches eléctricos en sus carreteras en 2020.

Aunque el objetivo es ambicioso, propuestas como está ayudan al ciudadano a materializar ese futuro ecológico del que tanto se habla pero del que poco se ve en el día a día. Encontrarse con estos puestos de recarga sin duda ayudarán a los californianos a descubrir la viabilidad de este tipo de vehículos.

Fuente: Informe del SDGE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta