Los altos índices de siniestralidad en las carreteras están obligando a los fabricantes a prestar cada vez más atención a garantizar la seguridad de los vehículos. No sólo la industria automovilística, también los compradores potenciales cada vez están más preocupados por su seguridad y por la del resto de integrantes

New Car Assesment Program, más conocido por EuroNCAP por sus siglas en inglés (Programa de Evaluación de Nuevos Vehículos), nació en 1997 para facilitar la comprensión a los consumidores de los resultados de las pruebas de choque de automóviles y ofrecer una información independiente de la emitida por los fabricantes, que jamás dirán que en un choque con un solapamiento del 50% las piernas del copiloto quedarán destrozadas porque su vehículo no dispone de un refuerzo estructural en su lado, por ejemplo.

Dichas pruebas se realizan por grupos de vehículos dentro de un mismo segmento: monovolúmenes, utilitarios, berlinas, híbridos y recientemente cuadrículos pesados. Las cuatro áreas en las que centra son la protección de adultos, ocupante infantil, peatón y las tecnologías de ayuda a la conducción. La valoración de estrellas se determina a partir de una serie de ensayos de vehículos que representan, de forma sencilla, escenarios de accidentes reales que podrían causar lesiones o la muerte en ocupantes de vehículos o usuarios de la carretera.

 

estrellas-euroncap

EuroNCAP realiza cinco tipos de prueba de choque, y la nota máxima en su conjunto es de 36 puntos. Cabe decir que se trata de escenarios probables, pero que por desgracia no pueden medir un impacto real, el cual en la mayoría de los casos no se ajustará a las pautas de estos experimentos controlados. Las últimas innovaciones en seguridad también son puntuadas: sistema de aviso de cambio de carril, de alerta de velocidad, frenado de emergencia autónomo, pérdida de atención o mejora de la visibilidad.

Choque frontal contra una barrera deformable

impacto frontal

Una de las situaciones menos improbables, ya que en un pequeño porcentaje de los casos se produce un solapamiento igual o inferior al 40% contra un obstáculo en la vida real. El impacto se realiza a 64 km/h en vez de los 56 km/h del Comité Europeo. En esta prueba el 40% de la superficie frontal del coche impacta contra una barrera deformable. Se evalúa los daños en el dummie en cabeza, tórax, cadera, piernas y pies del conductor y acompañante. Tiene una puntuación de 16 puntos.

Latigazo cervical

Mide el nivel del daño producido por la sacudida que se experimenta en el cuello al impactar. Para realizar esta prueba los asientos delanteros y traseros del vehículo se extraen y se instalan en una plataforma para comprobar la eficacia del reposacabezas en caso de recibir un impacto por detrás. La puntuación para esta prueba es de 4 puntos.

Choque lateral contra un vehículo

impactlaterall

Al igual que la anterior, se trata de una prueba muy representativa, ya que simula un impacto lateral contra otro coche. EuroNCAP simula este tipo de impacto con una barrera deformable móvil de 1,5 metros de anchura que se lanza contra la puerta del conductor a 50 km/h. Al igual que en el choque frontal, se evalúan los daños causados al dummie. Puede sumar un total de 8 puntos.

Choque lateral contra un poste

En este caso el vehículo de prueba es subido a una plataforma móvil que se lanza a 28 km/h contra un poste y que impacta contra la puerta, nuevamente, del conductor. Simula un choque contra un árbol o una farola en caso de que al coche le haya fallado el ESP.

impactopostel

Choque de rodillas

Esta prueba en vez de sumar, resta puntos, ya que según los daños que se produzcan en las rodillas pueden reducir la puntuación obtenida en las pruebas anteriores. Los vehículos equipados con airbags de rodilla se ven favorecidos en esta simulación.

peaton prueba

Como hemos dicho anteriormente, también se tiene en cuenta la seguridad de niños, peatones y la eficacia de los sistemas de ayuda a la conducción, como los testigos de aviso del cinturón y el control de estabilidad. La protección a peatones se prueba mediante atropellos a un adulto y a un niño a 40 km/h.

Es muy recomendable comprobar las especificaciones de seguridad de un coche antes de proceder a su compra, pero también ser críticos y curiosos ante la información que nos proporcionan los fabricantes.

Fuentes: EuroNCAP

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta