En una entrevista concedida al Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) – organización promovida por Arval -, el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha dado su opinión sobre la fiscalidad del automóvil en España. ¿Es el impuesto de matriculación un gasto innecesario?, ¿Se podría mejorar el baremo bajo el que se fija el precio del impuesto de circulación? Estas son algunas de las cuestiones que ha resuelto el vicepresidente ejecutivo de Anfac.

Mario Armero tiene claro que “la fiscalidad del automóvil en España es ahora mismo excesiva. Lo cierto es que el impuesto de matriculación, por ejemplo, es un tributo muy poco común; la mayoría de países de la Unión Europea no disponen de esta tasa, de hecho, muy pocos países del globo lo hacen.

“Yo creo que hay dos impuestos que gravan lo mismo, y eso se llama una acumulación de tributos: el IVA y el impuesto de matriculación. Tenemos una propuesta muy clara: la eliminación del impuesto de matriculación, que es regresivo y anacrónico; y además no existe en los países de nuestro entorno” afirma Mario Armero.

José Ramón Rallo, Doctor en Economía, director del Instituto Juan de Mariana, y profesor en el centro de estudios OMMA y en IE University, también se posicionó en contra del impuesto de matriculación durante la celebración del foro “Perfilando la nueva fiscalidad”: “El impuesto de matriculación no tiene ninguna lógica económica y debería desaparecer. Es una herramienta recaudatoria, un impuesto genérico que no tiene en cuenta el uso y el perjuicio que genera el automóvil. Paga lo mismo quien usa el coche todos los días, que quien no lo usa”

Por otro lado, el director ejecutivo de Anfac habló de la necesidad de actualizar el formato del impuesto de circulación; un tributo que mide únicamente la potencia del vehículo para establecer el precio de la tasa a abonar por el conductor.

“Vemos necesario un nuevo diseño del impuesto de circulación, que sí es un tipo de fiscalidad habitual en todos los países de nuestro entorno. Un impuesto de circulación que tenga en cuenta no solo la potencia del vehículo, sino fundamentalmente cuál es su nivel de emisiones, que es uno de los problemas de las grandes ciudades” asegura Armero. “El impuesto de circulación no está asociado con los tiempos en los que vivimos. Es un impuesto que se elaboró hace muchos años y que requiere una nueva actualización”, finalizó el director ejecutivo de Anfac.

Fuente: Arval
Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta