La serie de televisión Mad Men despertó en 2007 la curiosidad del espectador por una de las décadas más fascinantes del siglo pasado, los sesenta. Tras ella, numerosas producciones, televisivas como Master of Sex o cinematográficas como Criadas y Señores, se han sumado al carro de la prolífica década. Pero en una perspectiva actual podemos ser conscientes de la importancia histórica de esos años. Lo difícil es contar lo que pasa en el momento en que todo está pasando.

Ahora sabemos que los jóvenes nunca hasta ese momento había reclamado su derecho a influir y cambiar una sociedad como hicieron los norteamericanos en esa década. La píldora, las drogas y el movimiento hippy, beatniks, moteros y rockeros. Las estructuras tradicionales fueron incapaz de ver la transformación social que la contracultura estaba consiguiendo, entre ellas Hollywood. Por este motivo tenemos que irnos al cine independiente de ese momento para poder empaparnos del espíritu que envolvió esos días.

Easy Rider

FICHA TÉCNICA

Estreno 28 noviembre 1970
Duración 1:30 horas
Directores Dennis Hopper
Guión Dennis Hopper, Peter Fonda y Terry Southern
País Estados Unidos
Reparto Dennis Hopper, Peter Fonda, Jack Nicholson
Más información: IMDB

Easy Rider cuenta el desmadre que viven Wyatt y Billy cuando deciden cruzar Estados Unidos en moto de una costa a otra. Para costearse el viaje que les llevará a vivir la esencia de la contracultura norteamericana de la época: comunas hippies, sexo, arrestos,drogas… venden un kilo de cocaína que había conseguido en Los Ángeles.

La película con un presupuesto de 400.000 dólares, recaudó cien veces más de lo que costó y se convirtió en toda una sensación para la juventud del momento que vio retratado en el espíritu de los protagonistas de la película su propia forma de pensar y vivir. La música, con canciones de Jimi Hendrix, Byrds, The Band o Steppenwolf, ayudó a hacer más fuerte y estrecha esa vinculación con la realidad.

Pero no sólo fue un retrato, si no que fue un antecedente del cine que se hizo en la década de los setenta en ese país. Gente como Scorsese, Spielberg, Lucas, Coppola o Altman bebieron de todo lo que comenzó en el cine independiente de los años sesenta y el resultado fue lo que muchos han llamado la última gran edad dorada del cine norteamericano.

easy_rider2Los alocados Wyatt y Billy son Peter Fonda y Dennis Hopper, guionista y director también. Y el tercero en discordia es un joven Jack Nicholson al que esta película le dio visibilidad en la industria. Además del éxito de taquilla, lo que tampoco se esperaban los creadores fue su trascendencia en las quinielas delos premios más importantes, estuvieron nominados al Óscar a mejor guión y Jack Nicholson a mejor actor de reparto.

Las motos

easy_rider5Todos el mundo en Estados Unidos quería una Harley-Davidson después de ver a Peter Fonda y Dennis Hopper cruzando el país a lomos de una de ellas. El gran significado de libertad y liberación que estos vehículos aportaron a la película sigue vivo aún en numerosas comunidades amantes de las motos.

Precisamente, las motos con las que se grabaron la película están construidas basándose en otras dos que Peter Fonda consiguió en una subasta de la policía en Los Ángeles. Éstas dos motos fueron utilizadas y una se destruyó tras grabar la secuencia final, en la que la moto se estrella y arde. La otra estuvo en el garaje de Peter Fonda hasta que se la robaron.

Esa fue la historia oficial hasta que el pasado noviembre se subastó por 1,35 millones de dólares la verdadera Harley-Davidson Capitán América que condujo en el rodaje de Easy Rider. Resulta que en realidad se fabricaron cuatro motocicletas en un taller especializado en llevar a cabo transformaciones. Un miembro del equipo, Dan Haggerty, recogió las piezas de la moto que quedó parcialmente destruida y las otras tres fueron las que robaron del garaje de Peter Fonda, años después.

Precisamente esta millonaria subasta es la consecuencia de un gran esfuerzo de reconstrucción llevado a cabo por las piezas que Haggerty sabiamente guardó tras el rodaje. El comprador que invirtió más de un millón de euros en este vehículo único, es toda una incógnita a día de hoy.

4 COMENTARIOS

  1. […] hablado del cine norteamericano de los setenta y cómo influyó su sociedad en películas como Easy Rider o Carretera asfaltada en dos direcciones. En esta ocasión nos vamos a la Francia de los años […]

  2. […] Straight en Una historia verdadera, o simplemente para que el destino sólo sea la excusa, como en Easy Rider.  Pero en Güeros lo que tenemos es una road movie urbana, una historia a bordo de un coche, sí, […]

Deja una respuesta