Los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol son realidad evidente de la cual se intenta concienciar desde hace muchos años. El alcohol provoca pérdida de reflejos, falsa seguridad en uno mismo, disfunciones en la percepción… Aunque como pretende advertir Ford los efectos del alcohol no acaban tras una noche de juerga, sino que conducir con resaca puede ser incluso igual de peligroso que estar en un  estado de embriagadez.

Llevar el traje puesto será como haberse bebido dos cervezas, una botella de un “muy buen vino rojo italiano”, unos cuantos chupitos, algún que otro bourbon, más cervezas…

Tras su traje que imita los efectos de las drogas, la compañía estadounidense ha decidido crear un traje que simule los efectos comunes de la resaca y experimentar cómo sería conducir una vez superados los efectos del alcohol. Los creadores del diseño dicen que llevar el traje puesto será como haberse bebido dos cervezas, una botella de un “muy buen vino rojo italiano”, unos cuantos chupitos, algún que otro bourbon, más cervezas…

Ford dice que ha encontrado problemas a la hora de crear un prototipo de traje de resaca ya que cada uno experimenta las consecuencias de una noche de fiesta de una manera diferente, aunque sí que existen algunos puntos en común que todos sufrimos cuando tenemos resaca y es en lo que la empresa ha basado su experimento. Por ejemplo, cuando tienes resaca un problema muy común es la híper sensibilidad a la luz y para recrear estas situaciones han creado unas gafas que bloquean las luces de tipo cálido además de añadir una lámpara que proyecta luces frías cerca de los ojos.

control-alcoholemia
Otro problema común a las resacas es un incremento de la sensibilidad ante determinados estímulos, y para recrear esto la empresa ha incluido en el traje unos cascos que multiplican el sonido de alrededor. Además, y para otorgar al invento de mayor realismo, añaden el sonido de la sangre bombeante, para crear una situación similar a la sensación de tener migrañas.

Además, han añadido 17 kilos extras al traje para representar la sensación de cansancio y fatiga que provocan las noches de borrachera.

Uno de los mayores problemas de esta situación es que la mayoría de conductores piensan que una vez que la noche ha acabado ya no tienen que preocuparse ya que su nivel de alcohol en sangre es 0, aunque esto no es así. De hecho, una vez se han realizado los pertinentes experimentos con el traje, se ha comprobado que las inferencias que una resaca puede ejercer en el modo de conducción pueden ser iguales a las que produce tener alcohol en sangre.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta