España es uno de los países de la UE que más rotondas tiene por habitante. Hace tiempo quedó demostrado por los cazadores de mitos que son más eficaces que los cruces, pero es innegable que no todos los conductores saben interpretarlas y, en muchos casos, se acaban convirtiendo en un estorbo más que en una ayuda. Sin embargo, en coches.com, según hemos podido saber, por fin se ha dado luz verde a la instalación de las conocidas como turbo rotondas con el objetivo de reducir drásticamente las retenciones, los atascos y demás accidentes que se producen en las rotondas convencionales.

¿Qué es una turbo-rotonda?

Instaladas desde hace ya unos cuantos años en Grado, Asturias, las turbo rotondas son rotondas que eliminan la preferencia del carril exterior obligando a su adopción antes de introducirse en la misma, lo que elimina la ralentización de los vehículos que muchas veces circulan por ese carril y, por lo tanto, la posibilidad de choque en el interior de las mismas.

Si no quieres tomar la primer salida, tendrás que adentrarte en la rotonda por el carril de la izquierda. Este carril te envía automáticamante al interior, donde una línea continua, impedirá que acortes el trazado atravesando los carriles. Así, cuando hayas localizado la salida que quieras coger, sólo habrá que indicarlo y tomarla. En caso de que quieras coger la primera salida, tendrás que dar la vuelta completa de nuevo.

turboglorieta_ayuntamientoEl objetivo de las turbo rotondas, aparte de reducir el número de accidentes que se producen hoy en día en las rotondas convencionales, es diseñar unos carriles con unas zonas de salida específicas para que no haya opción a debate y se eviten toda clase de problemas. Además, en esta variante de rotonda, todos los carriles tienen utilidad ya que cada uno guía al conductor desde la entrada hasta la salida. Por otro lado, el radio de curva obliga a reducir la velocidad considerablemente, un poco menos que en una glorieta tradicional.

Estas turbo rotondas ya llevan afianzadas muchos años en otros países como Holanda, donde son todo un éxito. Aquí en España, eran inexistentes hasta que el año 2009, el municipio de la villa de Grado (Asturias) se decidiera a instalar 3 de estas turbo rotondas. A priori nos parece una buena iniciativa, aunque ya veremos si finalmente tienen éxito o no.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta