Volkswagen ha encargado al banco de inversión Evercore la evaluación de posibles alternativas para ajustar su presupuesto tras el escándalo dieselgate. Entre las opciones, se ha propuesto la posible venta de Ducati, la marca de motocicletas italiana que Audi adquirió en 2012 por unos 860 millones de euros.

Entre las últimas medidas tomadas por el fabricante de automóviles alemán para aumentar su liquidez se encuentran la reducción de unos 30.000 empleos en los próximos años y la venta de una de sus marcas: Ducati. El valor de la firma italiana se estima en alrededor de 1,5 billones de euros, y si se vende, Ducati sería el primer fabricante que dejaría de formar parte de la cartera del Grupo VAG.

La idea de poner Ducati a la venta ha sido la última medida de Audi para reducir costes después de que la marca se retirase del campeonato mundial de rallys (WRC), del campeonato mundial de resistencia (WEC) y de las 24 horas de Le Mans.

El grupo VAG está reduciendo el gasto en diferentes áreas con la intención de financiar las pérdidas económicas ocasionadas por el dieselgate, un déficit que supera los 20 mil millones de euros. Además de recuperar los gastos ocasionados durante el dieselgate, la marca alemana necesita liquidez para avanzar en la tecnología de coches eléctricos y otros servicios de movilidad.

De momento, Volkswagen ha comenzado a sondear a algunos compradores potenciales pero no se ha tomado ninguna decisión sobre si Ducati será finalmente vendida. En 2016, la marca italiana registró unas ventas valoradas en 593 millones de euros, lo que supuso la comercialización de más de 55.000 motocicletas en todo el mundo. Cada año, los ingresos que Ducati reporta al Grupo VAG se estiman en alrededor de 100 millones de euros, por lo que algunas empresas competidoras como Polaris, Honda, Kawasaki y Yamaha probablemente tendrían interés en adquirir la marca de Volkswagen.

Fuente: Newspress

1 COMENTARIO

Deja una respuesta