En Europa nos gustan más las competiciones en las que los coches apuran las curvas al límite, como los rallys, pero en Estados Unidos las carrerras de arrancadas (drag racing en inglés) es una disciplina de automovilismo y motociclismo en la que dos coches compiten en una pista recta, acelerando desde parado para llegar a la meta antes que el rival.

La meta suele estar normalmente a 1/4 ó 1/8 de milla (402 ó 201 metros) de la de partida, por lo que las carreras suelen durar unos pocos segundos. Hay un campeonato profesional, la NHRA Championship Drag Racing Series, que se disputa en Estados Unidos desde 1974. Las carreras tienen su miga, pues los reflejos del piloto importan tanto como las prestaciones del vehículo.

burn out 02Pero antes de que llegase esa profesionalización, estas carreras eran más que habituales. En 1973 se utilizaban coches de producción como el Hemi ‘Cuda, Ford Mustang o el Chevrolet Chevelle en estos piques, o coches modificados y dragsters. Eran tiempos para innovar no carentes de peligro, ya que los pilotos que gobernaban estas máquinas locas ponían en grave riesgo sus vidas.

Burn On es un documental de 16 minutos sobre lo que era la vida de algunos de los principales pioneros del drag racing. No esperes un vídeo en alta resolución, pero eso es parte del encanto. Sumérjete en los oscuros y psicodélicos años 70 con esta película de 16 minutos filmada en el New England Dragway en Epping, Nueva Hampshire. No hay una narración que seguir, pero sí material casi histórico y banda sonora de la época.


Fuente Ride Lust
Vídeo: Vimeo

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta