La contaminación, el calentamiento global y consumidores cada vez más concienciados al respecto ha obligado a los fabricantes de coches ha crear modelos (híbridos y eléctricos) cada vez más respetuosos con el medio ambiente. Pero lejos de ser una novedad, este tipo de vehículos cuentan ya con una larga historia que ha “interesado” mantener oculta durante largo tiempo. El documental que Chris Paine grabó en 2006, hace ahora justo diez años, saca a relucir la verdadera trayectoria del coche eléctrico.

En este film titulado Who killed the electric car?, ¿Quién mató al coche eléctrico? en español, contó con la participación de ingenieros, fabricantes de coches, expertos en contaminación… que explican porque los coches eléctricos desaparecieron del mercado en los 90 a pesar de su innegable éxito.

Su aparición en esta década se debió especialmente a los requisitos impuestos por la ley en el estado de California, el más contaminado del país. La Ley provocó que los modelos eléctricos comenzaran a aparecer por las calles norteamericanas. Algunos de ellos fueron el Chevrolet S-10 (100 km, recarga 7 h), Ford Ecostar (112 km/h, hasta 160 km), Ford Ranger (120 km/h, 105 km) o Solectria Geo Metro (80 km, recarga 8 h). Pero el modelo más exitoso fue el  EV1 de General Motor. El primer coche eléctrico de la marca tuvo una gran acogida por parte del público, pero en 1999 su producción se frenó y la mayoría fueron retirados del mercado entre 2003 y 2004. Algunos fieles usuarios de este vehículo llegaron a celebrar un funeral por su desaparición.

Funeral por el EV1
Funeral por el EV1

Cabe destacar que este tipo de coches fueron muy bien acogidos por la población estadounidense a pesar de las nulas inversiones publicitarias que los grandes fabricantes llevaron a cabo para promocionarlos. Su único objetivo era cumplir la ley californiana. Pero todo cambió cuando gracias a la presión ejercida sobre los órganos de gobierno, los fabricantes consiguieron hacer más flexible la legislación. Además, las grandes multinacionales no fueron las únicas instigadoras, desde el Gobierno central de EE.UU también se llevo a cabo una campaña para hacer rectificar al Estado de California.

Los intereses de las petroleras, de los fabricantes de automóviles, de empresas que generaban otro tipo de energías… consiguieron acabar con la vida de este tipo de vehículo en los años noventa y que hoy, por fin, parece resurgir de sus cenizas.

Si estás interesado en conocer la verdadera historia de este tipo de vehículos y en las tramas corruptas movidas por los intereses de los grandes magnates, no esperes más y prepárate para una hora y cuarto apasionante en la que descubrirás toda la verdad sobre estos vehículos que nacieron allá por 1880, al mismo tiempo que los de combustión interna.

Más información: Wikipedia, Who killed the electric car

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta