Para explicar este alocado vídeo hay que ponerse primero en situación. Andrew Burton, un granjero británico, ha sido capaz de fabricar un coche de rallyes que pone contra las cuerdas a los mejores vehículos de rallyes del mundo. En concreto se trata de un singular Peugeot 306 con una carrocería que bien podría ser del Rally Cross pero que, sin embargo, bajo su capó se encuentra un motor bestial V6 Cosworth de 2.9 litros capaz de superar los 400 CV de potencia.

La posición central del propulsor posibilita al vehículo de tracción total trazar sin problemas los tramos a través de los bosques británicos ya que incluso puede llegar por encima de las 10.000 rpm. Su hazañoso coche fue capaz de colocarse entre el Top Ten del Mundial de Rallyes, siendo capaz de superar a varios WRC y rozando a los pilotos oficiales. ¡Vaya logro se ha marcado este granjero!

No obstante, la pericia de este británico que dejó con la boca abierta a la mayor parte de los aficionados de los rallyes no impresionó asimismo a esta oveja. Como verás en el vídeo que te mostramos a continuación, el animal se lanza a la carretera justo cuando está pasando el piloto. Cuando decimos justo, no hablamos por hablar. Y es que el paso de esta oveja por la carretera podría terminar en choque (y/o muerte) en cuestión de milésimas de segundos y de centímetros. ¿Estamos pues ante una oveja loca o hábil?

El suceso ocurrió durante una de las etapas del rally Quinton en el Reino Unido por el año 2011. A finales de ese mismo año la MSA decidió retirar la licencia de Categoría 2 a Andrew Burton, sin embargo, este ingenioso hombre sigue luchando para volver al ruedo. No obstante volviendo al tema, aunque te parezca una tontería de noticia a nosotros nos llama la atención precisamente que el animal decidiese meterse en la carrera justo para enfrentarse al piloto atípico, al granjero de los rallyes. Y es que como diría el vasco Koldo Zugasti de Ocho apellidos vascos “casualidad también”.

Vía: Black Flag, Jalopnik
Vídeo: PeugeotCosworthVids

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta