Demasiado debían de odiarse estos conductores de bulldozers para comenzar una trifulca de tamaña envergadura en medio de la carretera y a plena luz del día. Parece ser que ambos se la tenían muy jurada ya que no se tomaron ni tiempo para citarse en un descampado, lo hicieron justo a la salida de la obra, en una calle bastante transitada, en el vídeo se puede ver como pasan varios coches justo a la pareja peleándose.

Según informaciones de la prensa local, los conductores pertenecían a empresas rivales que, como se puede observar, se llevan a rabiar hasta el punto de promover tal animadversión hacia los empleados contrarios. Aunque las causas parecen bastante claras, quizás el trasfondo sea un lío de faldas, quién sabe. En lo que concierne al cuerpo de policía, se llevará a cabo una investigación que probablemente acabe por dilucidar la escasez de luces de estos operarios, que pusieron su puesto de trabajo en juego por tal disputa.

Lo cierto es que a los conductores se les fue de las manos, podrían haberlo echado a cartas o estudiar la posibilidad de una lucha cuerpo a cuerpo. En su lugar, los  lúcidos trabajadores se decantaron por la opción más estrepitosa y grandilocuente posible que nos deja una imagen tan impactante como esta y, por qué no decirlo, mucho más entretenida (vuelcos incluidos).

Fuente: The truth about cars

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta