Nürburgring es uno de los circuitos más antiguos del mundo. Abría sus pistas en 1927 para albergar el Gran Premio de Alemania y el Gran Premio de Alemania de Motociclismo. Y desde entonces en el infierno verde se prueban numerosos automóviles que hacen historia como el Golf GTI Clubsport S (recientemente coronado como el más rápido de este circuito con tracción delantera).

Sin embargo, a pesar de que los superdeportivos ganan la partida hay coches muy raros en Nürburgring. El asfalto de este emblemático circuito también tiene espacio para acoger a aficionados amateur que quieren disfrutar un rato del trazado con sus coches particulares. Y es que la velocidad, la forma de recorrer la pista, es un estilo que cada cual lleva en su interior.

En este caso entremezclamos esos dos conceptos para contaros la historia de Frank Habitz. Este especialista en paneles y reformas con yeso decidió envolverse entre las curvas de Nürburgring, como puedes ver en el vídeo, con su furgoneta de trabajo, una Opel Vivaro. Iba sin pretensiones y, sin embargo, no consiguió un mal resultado.

El vehículo que emplea este hombre todos los días para transportar los materiales necesarios en cada obra consiguió completar el trazado en un tiempo estimado de 11 minutos y 38 segundos. Está lejos de los 7 minutos 59 segundos en los que el SUV Porsche Cayenne Turbo S logró recorrer los 20 kilómetros de Nürburgring Nordschleife pero no está nada mal para una furgoneta, ¿no?

El Opel Vivaro llevá más de 13 años en el mercado con un número de ventas alto (se estima que cada año vende unas 50.000 unidades) lo que le otorga el 10% del mercado europeo. En el año 2014 se sometió a una renovación tanto por dentro como por fuera pero vayamos a la mecánica que es lo que nos interesa. En este apartado, salió con nuevos motores turbo diesel: el 1.6 CDTI y el 1.6 BiTurbo CDTI.

Vídeo: Automobilchannel Nordschleife Videos in HD

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta