Esto es más bien un consejo y os aconsejo, valga la redundancia, prestar mucha atención, vuestra cartera os lo agradecerá. Más vale tener cuidado al abrir la puerta del vehículo después de estacionar, porque en caso de “accidente” puede salirte muy caro.

Un juez de la sección octava de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a una conductora y su compañía de seguros a pagar 11.715 euros de indemnización, porque tras aparcar abrió la puerta del coche golpeando a una mujer que en ese instante estaba circulando por la acera.

Al parecer la accidentada sufrió lesiones y secuelas de diferente consideración y paradojas de la justicia, la conductora finalmente también ha resultado “herida”, al menos en el bolsillo.

puerta
Cuidado al abrir la puerta

La compañía aseguradora pretendía librarse de la multa, aunque pueda parecer sorprendente, achacando la culpa al peatón porque según alegaron “paseaba por la calle de manera distraída y casi corriendo, adentrándose en la acera sin mirar y golpeándose con la puerta trasera del coche, que estaba ya entreabierta”, circunstancia que la justicia ha desestimado entendiendo que “no es de recibo achacar a quien pasea por una acera, por más que lo hiciera deprisa, la culpa en una lesión que sufre al encontrarse la puerta del vehículo abierta al tiempo de cruzarse con ese coche”.

Como el primer argumento no funcionó, los abogados de la firma intentaron eludir su responsabilidad afirmando que aquello no se trataba de un incidente de tráfico y que por lo tanto no era de su competencia correr con los gastos, pero la sentencia ha concluido que “el vehículo estaba cumpliendo con su principal función de transporte, por más que estuviera estacionado accidentalmente en la vía pública”, así que y a pesar de las intentonas para escurrir el bulto, tanto la aseguradora como la conductora deberán indemnizar a la víctima.

Vía: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta