Hace ya algunos años te enseñamos cómo vender el coche de un fallecido. Y es que, por más triste que sea, la gente muere y deja bienes a su nombre. Si el fallecido ha especificado en su testamento a quién lega el vehículo no hay mayor problema. El adjudicatario ha de poner el coche a su nombre (para ello puede servirte la y, a partir de ahí, utilizarlo o venderlo (ojo, que pagarás impuestos por los ingresos de la herencia).

¿Y si el dueño del coche no ha realizado testamento? Entonces, los descendientes son los herederos a partes iguales, “sin perjuicio de los derechos legitimarios que le corresponden a su cónyuge”. Si no se tenía pareja ni descendientes, serían los familiares más directos (hermanos, primos…). Toca entonces hacer una declaración de herederos ante notario, gracias a la cual se adquiere la condición de legatarios y el porcentaje en que se repartirá (el notario respeta los acuerdos entre los familiares y procura hacerlo de forma equitativa).

En esas escrituras de aceptación de herencia todos los bienes del difunto pasan a ser de los herederos, que son los nuevos titulares. En el caso de existir más de un heredero, se hereda la parte que corresponda, junto a los demás beneficiarios.

Seguro que te quedan muchas dudas, así como conocer más al detalle los trámites y gestiones que hay que realizar. Intentaremos responder las más comunes a continuación:

 

¿Y si no hay acuerdo entre los herederos?

Tras aceptar la herencia lo más común es que se haga la partición de bienes sin problemas, tras calcular el valor total. El vehículo tasado pasaría a uno de los descendientes. Pero ¿y si se trata de un vehículo de gran valor, por ejemplo, y no se llega a un acuerdo?

En ese caso, al no quedar definido el adjudicatario, en los 90 días siguientes a la muerte, la persona que tenga la custodia provisional debe comunicarlo a la Jefatura de Tráfico. Necesitas el mismo impreso de cambio de titularidad de vehículo, pagar una tasa y presentar el DNI y el certificado de defunción. También un documento que acredite la posesión del automóvil, permiso de circulación y la ficha técnica del coche. En el permiso de circulación Tráfico señalará: “En poder, hasta su adjudicación hereditaria de (nombre y apellidos del poseedor)”.

Puede ocurrir también que entre los herederos alguno quiera vender su parte del coche y otros no. Cuando la situación se bloquea de este modo, se puede solicitar del juzgado la venta judicial, a la que no se puede oponer ninguno de los herederos. Llegados a este punto es mejor que cuentes con el asesoramiento de un abogado.

¿Qué trámites hay que realizar?

Vamos a hacer un repaso de todo lo que necesitarás. Estos son los trámites generales:

  • Certificado de defunción: Han de pedirlo los herederos en el Registro Civil. Es gratuito.
  • Certificado de Actos de Última Voluntad: Tras 15 días hábiles de la muerte. También en los registros civiles, en el Ministerio de Justicia… o por Internet. Te solicitarán el certificado de defunción y una tasa (en estos momentos, 3,54 €).
  • Testamento: Si existe, el notario que lo registró tendrá que entregar una copia. Si no es así, llevando el certificado de defunción, hay que redactar, también ante notario, la declaración de herederos que explicábamos antes.
  • Impuesto de sucesiones: Hacienda reclama un porcentaje del total de lo heredado.

Y estos los específicos si te corresponde un coche en herencia, para cambiar su titularidad en la Jefatura de tráfico. Debes solicitar la transmisión del vehículo en el plazo de los 90 días siguientes a la fecha indicada en el documento que te acredite como adjudicatario.

  • Certificado de defunción
  • DNI del fallecido (o fotocopia compulsada).
  • Declaración de Herederos (o el testamento, si lo hubiese
  • Documentación del coche
  • Justificante de liquidación del pago del Impuesto de Sucesiones.

Con tu DNI y abonando la tasa de titularidad del vehículo, podrás ya ponerlo a tu nombre. Recuerda que en el Ayuntamiento tendrás que pagar el impuesto de circulación municipal. A partir de ahí ya puedes hacer con el coche lo que desees.

¿Qué impuestos se pagan al heredar un coche?

No hay una cantidad fija, ya que el impuesto de sucesiones varía en función de la Comunidad Autónoma en la que se resida (estas pueden pueden deducciones y los tipos que establece el Estado de forma subsidiaria).

En general, la base imponible sobre la que se aplica el impuesto será equivalente al valor de los bienes heredados y debes tener en cuenta que, cuanto mayor sea el grado de parentesco, menos tributarás (pagas menos si el coche era de tu padre que si era de tu tío, para que nos entendamos).

¿Qué ocurre si no quieres el coche en herencia?

De igual modo que aceptas una herencia, puedes repudiarla. Pero ojo, que estos actos son irrevocables y no pueden ser parciales ni someterse a condición de ningún tipo para aceptarla o rechazarla.

 

Fuente: DGT, Quiero Abogado, Consumer

 

 

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta