El ritmo de vida que tenemos en la actualidad nos lleva a  conducir de una forma más apresurada, muchas veces agresiva y sin pensar en el consumo y medio ambiente.

Aunque está muy de moda la conducción eficiente no hay mucha gente que sepa en que consiste y si lo sabe no lo practica por los vicios en la conducción que son más peligrosos de lo que nos pensamos.

En España, el sector transporte, es responsable de más del 60% del petróleo consumido y del 30% de las emisiones totales de CO2 por lo que la importancia de una conducción eficiente es considerable.

Pero no todo depende de los coches, ya que en nuestras manos está el poder usar la tecnología correctamente en beneficio de una mejor gestión de los carburantes y por consiguiente un menor consumo global de carburantes.

Desde coches.com te recomendamos una serie de práctica muy interesantes para ahorrar combustible:

1. Elige el coche que menos consuma que se adapte a tus necesidades.

Si te vas a comprar un coche es mejor que compres racionalmente y no solo mires la potencia y la velocidad y pienses en el tamaño, el tipo de coche, el combustible y finalmente el consumo.

2. Mantén el coche correctamente.

El mantenimiento del coche no solo es importante por la seguridad, un filtro de aire sucio puede aumentar el consumo un 3%, y unas ruedas mal infladas afectan notablemente al consumo de combustible por lo que hay que tener en cuenta todos estos factores.

3. Elimina la carga innecesaria del coche.

La industria de automoción intenta cada vez hacer coches más ligeros  para ahorrar combustible, pero nosotros tenemos que ser conscientes y cargar el coche solo lo necesario en nuestros viajes.

4. Arrancando el coche

Arranca sin pisar el acelerador e inicia la marcha sin esperar a que se caliente el motor y en el caso de que el coche esté parado más de 20 segundos es recomendable apagarlo.

5. Conduce con previsión

Trata de adelantarte a lo que te espera en la carretera, evita  acelerones innecesarios, reduce de forma natural y evita frenar inecesariamente.

6.Conduce a bajas revoluciones

No apures las marchas y conduce a menos de 2.000rpm (diesel) o antes de las 2.500rpm (gasolina).

7.Velocidad adecuada

Respeta los límites ya que reduces también tu consumo. En autopista, aumentar la velocidad 10km/h aumenta el consumo en 1l/100km. Es mejor llevar una media de velocidad adecuada que ir con cambios bruscos de velocidad.

8. Aire Acondicionado
Tienes que ser consciente de que en trayectos cortos no merece la pena usar el aire acondicionado. En recorridos urbanos el consumo con el aire acondicionado aumenta hasta un 30%

3 COMENTARIOS

  1. Muy interesante el artículo, además me ha gustado porque va en consonancia a la práctica de Ecología Rentable, ahorra combustible siempre es rentable

  2. He leido hasta aqui:

    4. Arrancando el coche

    Arranca sin pisar el acelerador e inicia la marcha sin esperar a que se caliente el motor y en el caso de que el coche esté parado más de 20 segundos es recomendable apagarlo.

    creo que se generaliza demasiado, como hagas eso a un coche turbo diesel,…

Deja una respuesta