Logo de Noticias Coches
concesionario VN
Luis Ramos Penabad

La letra pequeña del coche por suscripción: en qué debes fijarte para acertar

Las restricciones al tránsito de los vehículos en el centro de las ciudades son cada vez mayores. Las necesidades cambian y, para muchos, el modelo de propiedad de vehículos ha dejado de ajustarse a sus demandas. Sumado todo esto al proceso de electrificación que vive el sector del automóvil, la realidad es que modalidades como la suscripción, el renting o el carsharing son cada día más buscadas.

El renting ha vivido un gran crecimiento en los últimos años y, aunque en un primer momento fue pensado como una opción para empresas, el interés de los particulares no ha hecho más que aumentar. Esto ha favorecido que las compañías de renting implementen mejoras que van en interés de estos usuarios.

Poniendo el foco en los particulares, el modelo de coche por suscripción ha ido ganando peso y se presenta como una gran opción, no solo de futuro, sino también de presente para los usuarios.

El sistema de vehículo on demand ofrece unas condiciones mucho más flexibles que el renting tradicional, lo que supone una gran ventaja al adaptarse a las condiciones variables de la vida moderna. Cada vez hay más compañías que ofrecen este servicio, aunque cada una tiene sus particularidades. Por eso es importante prestar atención a la letra pequeña del contrato de coche de suscripción para acertar con tu decisión.

¿Qué buscar en el contrato de tu coche por sucripción?

Cuando una persona se decide por contratar un coche por suscripción, lo hace buscando un mayor control de los tiempos y del presupuesto, una mayor facilidad para la contratación y la baja, y una buena disponibilidad de vehículos entre los que elegir.

En función de estos deseos, es importante fijarse bien en las condiciones que ofrecen las empresas de renting para poder dar con la opción que más se ajuste a nuestras pretensiones.

¿Hay que pagar entrada?

Una de las grandes ventajas que presenta el renting es que, por norma general, no hay que pagar ninguna cuota inicial. Esto convierte al alquiler en una opción muy interesante para aquellos que no tienen liquidez para comprar un coche al contado o para hacer frente a la entrada de una financiación.

Aunque por lo general las compañías de renting no cobran ninguna cuota inicial, hay algunas que sí que lo tienen establecido. Por eso, es muy importante prestar atención a los términos y condiciones para evitar llevarnos sorpresas. Por ejemplo, mientras que algunas empresas como Wabi no cobran ningún tipo de entrada, otras como Sixt obligan a una cuota de inscripción de 199 € para poder suscribirse a alguno de sus vehículos.

¿Qué disponibilidad de marcas y modelos tiene?

Cada vez hay más empresas que deciden dedicarse al alquiler de vehículos, incluidas las propias marcas automovilísticas que han empezado a ofrecer sus vehículos bajo suscripción. Sin embargo, a la hora de elegir un coche para suscribirse, es aconsejable optar por una compañía con una oferta variada. La mejor opción para alquilar un vehículo es tener claro qué tipo se necesita, pero no cerrarse en una marca o modelo concreto. Así, se pueden aprovechar las ofertas que puedan surgir sobre algún vehículo en concreto.

Algunas compañías como Care by Volvo, My Renting Volkswagen o Audi on Demand solo ofrecen modelos de sus marcas, mientras que otras como Wabi, Sixt, Vamos o Hellomove tienen un amplio catálogo donde elegir.

¿Cuánto dura el contrato?

La diferencia más visible entre un renting tradicional y los coches por suscripción se encuentra en la duración del contrato. Mientras que la relación contractual del primero se extiende durante varios años, en los vehículos on demand la obligación es mucho más reducida.

A pesar de que lo que se vende en los coches por suscripción es una gran flexibilidad, la realidad es que hay compañías que establecen una permanencia superior a lo que uno esperaría de un coche bajo demanda. Por un lado, algunas empresas como Audi on demand llegan a ofrecer coches por semanas y otras como Wabi tienen contratos de un mes sin ningún compromiso de permanencia.

Por el contrario, opciones como Care by Volvo obligan a un mínimo de 24 meses, y otras como Bipi, aunque algunos de sus vehículos no tienen permanencia, en la mayoría de ellos establecen un mínimo de 12 meses.

¿Qué seguro tienen los vehículos?

Si una de las ventajas más importantes del renting para particulares es que se pueden tener controlados los gastos, parece lógico optar por un seguro a todo riesgo. Es la mejor manera de asegurarse de que no habrá pagos extra aunque tengamos algún contratiempo con el coche.

En el mercado de los coches por suscripción se pueden encontrar seguros de todo tipo: seguros a todo riesgo, seguros con franquicia o simplemente seguro de responsabilidad civil. Destacan compañías como Wabi o Vamos que ofrecen un seguro a todo riesgo, mientras que la mayoría cuentan con franquicia de diferente valor.

¿Cuántos kilómetros puedo hacer con mi coche por suscripción?

Aunque el cliente puede disponer del coche de suscripción como si fuera propio, lo cierto es que tiene alguna limitación. La más importante tiene que ver con los kilómetros que se pueden realizar. Para asegurar el buen uso de los automóviles que alquilan, las empresas ponen un máximo de distancia que se puede recorrer. Superar ese kilometraje establecido supone, en la mayoría de casos, tener que hacer frente al pago de los kilómetros extra o, también, de una penalización.

Más o menos todas las compañías de coches por suscripción se mueven en unos parámetros parecidos, aunque es recomendable fijarse bien en el contrato. También, pueden variar las penalizaciones por superar el límite de kilómetros, algo que también hay que tener en cuenta. La mayoría de ofertas se sitúan en torno a los 1.000 km al mes, destacando por lo bajo empresas como Sixt con una base mensual de 500 km. Otros sobresalen con 1500 km, como Wabi, o Audi on Demand que llega a los 750 km por semana.  

¿Puedo cambiar de modelo cuando quiera?

Muchos de los clientes que optan por la suscripción lo hacen pensando en poder cambiar de coche cada poco tiempo. Para esto, lo importante es fijarse en la duración del contrato, ya que si es corto se podrá firmar un nuevo contrato por un vehículo diferente. Sin embargo, aunque la permanencia sea larga, algunas compañías ofrecen sustituir el vehículo antes de que termine la vinculación.

Como hemos mencionado, en el caso de las compañías como Wabi, que ofrecen contratos de un mes, tan solo hay que esperar ese tiempo para contratar un vehículo distinto. Optando por otras opciones del mercado con vinculaciones más largas, habrá que prestar atención a las condiciones particulares. Por ejemplo, Bipi exige que el contrato finalice en caso de alquileres de seis meses o que transcurra ese tiempo en acuerdos de mayor duración. También hay otros modelos como el de Sixt, que permite dos cambios previo pago de 49,99 € por cada sustitución.

Siguiendo estos pequeños consejos y prestando atención a las condiciones particulares de la contratación podrás estar seguro de que tu suscripción a un vehículo vaya perfectamente. Ya solo te quedará centrarte en disfrutar de tu nuevo coche sin preocuparte por nada más.

  • coche compartido
  • renting