Decidir qué tipo de coche es el que estamos buscando. El mundo del automóvil es muy amplio, lleno de diversas alternativas, cada una de ellas más apropiada para un tipo de intereses concretos. Para encontrar algo es importante saber qué es lo que queremos.

Escoger el dónde y el cómo. En la actualidad, la compra de un coche usado se puede hacer a través de muy diversos canales: la web, concesionarios o particulares. Internet, sin duda, da la oportunidad de cotejar un gran número de vehículo, comparando precios y características.

Saber escuchar. Nadie lo sabe todo, por lo que es importante dejarse asesorar por una voz experta. Poder contar con alguien que pueda valorar el estado mecánico, eléctrico y de carrocería del automóvil, contaremos con una gran baza para acertar en  nuestra compra.

Decálogo para la compra de un coche de segunda mano
Decálogo para la compra de un coche de segunda mano

Probarlo con su conductor habitual. Dando una vuelta con el “piloto oficial” del coche, podremos ver qué tipo de exigencias efectúa al vehículo: si lo lleva alto de vueltas o la forma en que cambia de marchas. Además, tendremos la posibilidad de comprobar si intenta disimular algún tipo de defecto con su conducción.

Prestar atención a los detalles. Holguras, ruidos, chirridos, humo del escape, gomas, todo, absolutamente todo, nos informa del estado del vehículo.

Valorar, en su justa medida, los interiores. El estado general del habitáculo nos va a dar una idea muy ajustada del tratamiento que ha recibido el vehículo. Quien cuida el exterior, sabe cuidar el interior.

No pasar por alto el libro de mantenimiento. Esto es una completa obligación, así como contrastar la información que aparece en él con el taller.

Revisar el estado administrativo. Las sorpresas con las autoridades son muy, pero que muy desagradables.

Comprobar que toda la documentación está completa. La burocracia es para todos y hay que cumplir con ella a rajatabla.

Ante todo, mucho sentido común. Prudencia, atención y evitar las prisas, que nunca han sido buenas consejeras.

Fuente | Autopista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta