La patronal basa sus peticiones en los excelentes resultados cosechados por el programa en 2009. Un total de 262.251 operaciones de venta de vehículos se acogieron a él en ocho meses, es decir, desde que el Ministerio de Industria decidiera ponerlo en marcha el pasado 18 de mayo hasta el 18 de enero, según los últimos datos disponibles hechos públicos por Ganvam.

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM ha iniciado ya una ronda de contactos con las Comunidades Autónomas instando a las administraciones regionales a tomar parte en el plan de incentivos gubernamental, ya que hasta la fecha no se han pronunciado a favor o en contra de la ampliación del Plan 2000E para 2010.

Del total de unidades acogidas al Plan 2000E, el 92,3% se correspondieron con vehículos nuevos y el 7,7% con automóviles ocasión. Por otro lado, 94% de las transacciones de relacionaron directamente con turismos y sólo un 6% con comerciales.

De acuerdo con los últimos datos hechos públicos por Ganvam, del total de operaciones realizadas hasta el 18 de enero, un 93,6% correspondieron a particulares, que fueron sin lugar a dudas los grandes beneficiarios de este plan, mientras que las pymes y autónomos protagonizaron sólo el 4,9% y 1,5% restante de las transacciones, respectivamente.

Las Comunidades Autónomas que concentraron mayor volumen de transacciones vinculadas directamente con el Plan 2000E desde el 18 de mayo hasta el pasado 18 de enero fueron, por este orden, Andalucía, con 50.963 operaciones; Comunidad Valenciana, con 33.953; Cataluña, con 30.016; Comunidad de Madrid, con 23.528 y Galicia, con 22.432.

Con el fin de asegurar la recuperación del mercado automovilístico, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, insistió en que no cierre la puerta a una nueva prórroga del plan de incentivos con el fin de evitar “un nuevo frenazo” en las ventas y la vuelta irremediable a la situación de caída libre del mercado.

De este modo, Sánchez Torres recordó que incluso con el programa de incentivos públicos las ventas cayeron un 17,9% el año pasado en comparación con el ejercicio anterior, cuando ya en 2008 el mercado había retrocedido un 28%, lo que supone un año “nefasto” para un sector que, además, se verá previsiblemente perjudicado a partir del verano por la subida del IVA.

El presidente de la patronal justificó la prórroga de las ayudas en el carácter estratégico que el sector representa para la economía de nuestro país ya que la automoción genera anualmente entre el 5% y el 7% del PIB, el 10% del empleo y el 24% de las exportaciones españolas, sin olvidar los efectos beneficios que ejerce sobre el medio ambiente y la seguridad vial gracias al rejuvenecimiento del parque.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta