Llegas a la gasolinera y mientras estás repostando te fijas en las señales de prohibición. Y piensas, obviamente es peligroso fumar por el contacto con sustancias de alta inflamabilidad. Pero, ¿por qué está prohibido utilizar el móvil con el vehículo parado en la gasolinera? ¿Acaso también puede provocar un incendio?

Y luego te pones a pensar si recuerdas algún caso en que haya explotado una gasolinera por el uso del teléfono móvil. Buscas en internet, y te salen casos supuestamente reales de portales de muy dudosa credibilidad. Por lo tanto, te preguntas ¿no será un mito urbano que las ondas del móvil sean capaces de crear una explosión?

Lo que dice la ciencia

Aquí tienes la respuesta: Sí es un mito urbano. O mejor dicho, un sí con particularidades muy específicas.
Según ratifica la comunidad científica (y el sentido común) para que se produzca una reacción que dé lugar a una ignición, es necesario que se dé una chispa que entre en contacto con sustancias inflamables. Más en concreto, con el vapor emitido por la gasolina mezclado con el aire.

Por lo tanto, la radiación emitida por los móviles no es capaz de provocar esta reacción. Las probabilidades de que esto ocurriese si bien no es cero, es ínfima. Sería peligroso por ejemplo, si tuviésemos problemas con la batería del mismo y que de este saltasen chispas. En ese caso, el móvil sí sería muy peligroso. Pero si este no es el caso, llevarlo en el bolsillo y que te llamen mientras estés repostando no hará que la gasolinera salte por los aires.

Para que te quedes más tranquilo, el programa Mythbusters, conocido en nuestro país como Cazadores de Mitos, realizó un experimento para comprobar lo que pasaba si utilizabas el móvil en una gasolinera. Alerta spoiler: Nada.

Lo que dice la Ley

Como se estipula en el artículo 115.3 del Real Decreto 1428/2003, el peligro de deflagración al repostar, aunque bajo, es real. En él se indica que la  radio del coche y los teléfonos móviles deberán estar apagados al repostar en las gasolineras, de la misma forma que hay que apagar las luces y el motor. Por eso utilizar por el móvil en una gasolinera es sancionable con 200 euros y retirada de tres puntos.

El verdadero peligro: La electricidad estática

Es curioso que pese a que se nos haya convencido reiteradamente del peligro del uso del teléfono móvil, muchos no sepan que el verdadero peligro que debemos conocer es el efecto de la electricidad estática. Pues esta es capaz de provocar una descarga eléctrica que entrando en contacto con la suficiente intensidad pueda provocar una reacción con el aire y las sustancias inflamables contenidas en este.

Si bien las probabilidades de que esto ocurra, y de en general que se incendie una gasolinera son muy bajas, ya son mayores a que lo provoque la radiación emitida por un teléfono móvil.

Por ello, es recomendable que al salir a repostar, antes de tocar la boca del depósito, toquemos durante unos segundos una parte metálica como el techo del coche. Así liberaremos parte de la electricidad estática contenida en nosotros.

Vía: El Confidencial

Artículo publicado el día 07/10/2012 y actualizado a fecha de 24/04/2018

1 COMENTARIO

Deja una respuesta