Vuelve la Serie 8 de BMW. Tras casi dos décadas desaparecido y con constantes rumores de su retorno, finalmente apareció el BMW Serie 8 2019 para colocarse como buque insignia de la marca alemana. Aunque el modelo original no tuvo una versión descapotable, esta nueva generación sí que ha introducido esa carrocería y por fin tenemos todos los detalles de BMW Serie 8 Cabrio 2019. Su llegada viene con cierta polémica y muchos lo denominan como el heredero del Serie 6 Cabrio 2015.

Se trata de un descapotable grande con unas medidas de 4.581 mm de longitud, 1.902 mm de anchura y 1.342 mm de altura, todo prácticamente calcado a lo que vimos en el coupé. Con una distancia entre ejes de 2.822 mm, se trata de un cuatro plazas en configuración 2+2. En el caso del Serie 8 Cabrio, el maletero se queda en 350 litros de capacidad, aunque se puede ampliar abatiendo los asientos traseros (50:50). En el caso de modelo de techo rígido el maletero ascendía a 420 litros.

El lenguaje de diseño es el mismo que ya estrenó el Serie 8 y destaca por su dinamismo. Cuenta con un frontal ancho y bajo, que integra los míticos riñones de la marca. A ambos lados quedan unos nuevos faros LED muy estrechos, el contrapunto a las grandes tomas de aire que cuentan con aerodinámica activa. En la zaga se aprecian unos pilotos estrechos que se extienden por el portón. También un prominente difusor trasero que integran las dos salidas del escape.

La vista lateral es la que más cambia en el BMW Serie 8 Cabrio. Respecto al coupé, pierde el techo rígido e instala una capota de lona. Hay que decir que la silueta es bastante similar y que tiene accionamiento eléctrico. Se puede abrir y cerrar a velocidades de hasta 50 km/h y se trata de una maniobra en apenas 15 segundos. La capota queda escondida bajo una cubierta que destaca por sus pequeñas cúpulas a la altura de los asientos traseros.

En el interior no hay diferencias respecto al coupé. Aparece una consola central ligeramente enfocada hacia el conductor, que cuenta con una pantalla flotante de 10,25 pulgadas a través de la que se controla el nuevo sistema multimedia BMW ID 7.0. La instrumentación también es digital, recibe el nombre de BMW Live Cockpit Professional, y se complementa con el Head-Up Display de última generación.

BMW Serie 8 Cabrio 2019. Motores

La gama mecánica del BMW Serie 8 Cabrio será la misma que ya vimos en el coupé. Eso significa que por el momento solamente tendrá un motor diésel y otro de gasolina. En el caso del de gasóleo, hablamos del 840d xDrive Cabrio, que emplea un bloque de seis cilindros turbodiésel de 3.0 litros. Se posiciona como la versión de acceso a la gama con una potencia de 320 CV y 680 Nm. Tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.

El tope de gama por el momento será el M850i xDrive Cabrio, que emplea un bloque gasolina V8 biturbo de 4.4 litros. Cuenta con tecnologías como el control variable de válvulas y distribución variable. En este caso se alcanza una potencia de 530 CV y 750 Nm de par. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. Ambas versiones van ligadas a la transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y al sistema de tracción total xDrive.

De serie también cuentan con la suspensión M adaptativa para conseguir un comportamiento más equilibrado y deportivos. El diferencial M Sport (electrónico trasero) es de serie en el tope de gama y opcional en el diésel. No podía faltar en este modelo la dirección activa integral, que también gira unos grados las ruedas del eje posterior para aumentar su agilidad maniobrando o su aplomo a altas velocidades.

BMW Serie 8 Cabrio 2019. Equipamiento

El equipamiento del BMW Serie 8 Cabrio es de lo más completo y ya de serie cuenta con casi todas las novedades que hemos ido mencionando. Hablamos de facilidades como los faros LED (opcionalmente pueden ser adaptativos o incluso los láser). Toda la tecnología viene de serie, al igual que la tapicería de cuero. Para el descapotable se suma un deflector para el viento para poner en las plazas traseras y, como opción, una calefacción para el cuello que va integrada en los reposacabezas delanteros.

Las ayudas a la conducción son cuantiosas en este modelo. De serie ya cuenta con asistente de luz de carretera, Driving Assistant, alerta de tráfico cruzado o Parking Assistant Opcionalmente la lista se puede engrosar con otros como el control de crucero activo con función Stop & Go, el Driving Assistant Professional o el Parking Assistant Plus. Otra novedad es el copiloto digital, BMW Intelligent Personal Assistant, que ayuda al usuario con muchas funciones.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (75 fotos)