Logo de Noticias Coches
Control_alcoholemia
Pablo Maza

Absuelto un conductor ebrio por su pericia al huir

En este país es bastante difícil creer en el buen hacer de la justicia. Algunos lo intentamos concienzudamente pero después de leer algún que otro auto judicial, habría que preguntarse si los que imparten justicia están en su sano juicio.

La Audiencia Provincial de Málaga ha absuelto de un delito de conducción bajo los efectos de alcohol a un conductor que tras sendos controles arrojó tasas de 0,45 y 0,43 gramos por litro de aire expirado.

El motivo y cito textualmente; “fue capaz de llevar a cabo una conducción plena de pericia y velocidad” cuando escapaba de los agentes.

No ha tenido en cuenta la justicia el atestado de los policías, donde afirman que los síntomas externos mostraban “una altísima afectación alcohólica”, además de que su aliento tenía olor a alcohol, el deambular vacilante al andar y no superar ninguna de las pruebas de coordinación a las que fue sometido.

Tampoco se ha considerado que durante los aproximadamente dos kilómetros que duró el intento de fuga el conductor “rebasó todos los semáforos que encontró en su trayectoria haciéndolo con luz roja y derrapando en las curvas, accionando para ello el freno de mano”.

Lo único trascendente, tal y como refleja el dictamen, es que el grado de ebriedad no debía ser tan alto cuando “en ningún momento el acusado perdió el control de su vehículo”.

Aunque resulte complicado, para intentar comprender la sentencia, cabe decir que para ser condenado no basta con dar positivo en el control de alcoholemia, sino también demostrar que el consumo ha alterado realmente las capacidades para realizar una conducción segura… Lo que parece no haber ocurrido en este caso.

A.J.S.N, iniciales del conductor, fue condenado en primera instancia a una multa de 1.080 euros, un año sin carné y 33 días de trabajos comunitarios, pero recurrió a la Audiencia Provincial consiguiendo la plena absolución.

Vía: La Verdad

  • alcohol
  • multas
  • sorprendente