Logo de Noticias Coches
furgonetas Amazon
Luis Ramos Penabad

Amazon vuelve a la carga con los drones

Si hay una empresa que sabe de reparto en el siglo XXI, esa es Amazon. Sus furgonetas de reparto están ya omnipresentes en todo el planeta y no es de extrañar que surjan ideas para mejorar las entregas. La última idea son los drones, que llevarían los artículos a su punto de destino final.

No es la única compañía que experimenta con ellos. Ya hemos visto cómo Domino´s quería usarlos para enviar pizzas y la propia Amazon ya dio sus primeros pasos en el asunto hace cinco años con Amazon Prime Air. Pero no creas que acabarán con las furgonetas de reparto, ya que los drones son muy ineficientes por sí mismos.

En una nueva patente, Amazon quiere emparentar a los drones con los vehículos comerciales para que ambos sean más eficientes. La furgoneta llevaría los artículos y unos vehículos secundarios (drones o pequeños vehículos terrestres, o ambos) serían los encargados de dejarlo en la puerta. 

Nada extraño hasta aquí, pero llega la parte interesante. En lugar de cargar cada dron con sus propios sensores y hardware para que sea capaz de encontrar el camino,  este equipo se encuentra en la furgoneta. Hablamos de cámaras, radar, LiDAR y otros sensores de ubicación, que analizan la  ruta del dron y le transmiten las instrucciones a través de Wi-Fi o Bluetooth.

El vehículo secundario contaría con alguna señal, como un código QR o un logotipo para que la cámara puede rastrear al dron en movimiento. Si es necesario, podría recalcular nuevas rutas o velocidades para ayudarle a sortear los obstáculos. Una vez realizada la entrega, se le indica al dron sobre cómo regresar.

Como ocurre con la mayoría de las patentes, existen muchas variaciones en este escenario general: el vehículo principal podría ser una furgoneta, camión, automóvil… bien autónomo o conducido por humanos. El dron secundario podría contar con ruedas o patas como un robot, y puede tener o no sus propios sensores. Sería curioso cuanto menos ver cómo flotas enteras de estos robots dan servicio a un barrio bajo el control de una sola furgoneta.

Eso sí, como la mayoría de las patentes, no hay garantía de que este sistema llegue a buen puerto. Como todas las empresa, Amazon patenta nuevas innovaciones, sin importar cuán disparatadas sean, aunque solo sea para evitar que la competencia se haga con las ideas. Si sucediese todo lo que Amazon ha imaginado, veríamos drones lanzándose desde aeronaves, trenes y colmenas enormes, recargándose en postes de luz y lanzando paquetes con paracaídas.

  • drones
  • innovación
  • transporte