Según un estudio llevado a cabo por el Comisariado Europeo del Automóvil, CEA Club de Automovilistas, en los últimos cuatro años, el número de multas expedidas en las carreteras de nuetro país ha sufrido un descenso significativo, aunque las recaudaciones económicas han aumentado, casi de forma inversamente proporcional.

Esta curiosa paradoja ha sido posible, según CEA, debido a la norma del pronto pago, redactada por la Dirección General de Tráfico y aprobada posteriormente por el Congreso de los Diputados. Esta medida posibilita que los conductores obtengan una rebaja del 50% si abonan la multa con celeridad, “una medida de ahorro en tiempos de crisis y nunca recaudataria”, según afirman los responsables de la administración pública.

En 2008, el número de multas en las carreteras nacionales fue de 4,7 millones, con una recaudación total de algo más de 395 millones de euros. En 2009, estas cifras aumentaron en un 4,26% hasta las 4,8 millones de multas y unos beneficios para el Estado de 466 millones de euros. Al año siguiente, en 2010, el número de multas experimentó una caída del 24,29%, alcanzando los 3,71 millones. Sin embargo, la recaudación solo se vio mermada en un 1,76%, con un montante final de 457,8 millones de euros. Dado que la DGT no ha emitido resultados de 2011, nos valemos de la estimación que tenían a mitad de año de 3,8 millones de sanciones, con una aumento del 2,43%, y una recaudación de 409,37 millones, lo que supone un aumento del 10,58%.

El Comisariado Europeo del Automóvil calcula en 17,11 millones, el volumen de multas impuestas en los últimos cuatro años, lo que a las arcas públicas le ha revertido una cifra superior a los 1.700 millones de euros.

Fuente: CEA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta