El nombre de Abu Dabi comenzó a retumbar en todo el mundo hace relativamente poco. El pequeño emirato es uno de los siete que forman los Emiratos Árabes Unidos, un país que vive de sus amplias reservas de petróleo y que desde hace años trabaja para transformarse en la capital mundial del lujo. En Abu Dabi todo es a lo grande; el edificio más alto del mundo, el hotel más lujoso del mundo, la pista de nieve artifical más larga del mundo y también el centro BMW más grande del mundo.

Allí, con una temperatura media de 50 grados a la sombra, la compañía alemana de automoción ha inaugurado un gigantesco centro de exhibición. Tres años de trabajo y una inversión de 62 millones de euros han sido necesarios para levantar este coloso de 35.000 metros cuadrados, localizado en el centro de la capital.

Un espacio repartido en varias galerías, donde además de los coches de la firma alemana, tiene cabida un concesionario para motocicletas, otro de vehículos MINI, un taller donde se puede realizar labores de mantenimiento de hasta 120 vehículos y un centro de Rolls-Royce, que con 900 metros cuadrados es, por supuesto, el más grande del mundo. También cuenta con un espacio para la venta de merchandising de la firma, una cafetería, un simulador de carreras de F1 para diversión de los clientes, un área de juegos infantiles y hasta una sala de cine, donde se llevarán a cabo las presentaciones de los nuevos vehículos.

“El Medio Oriente es una región importante para Grupo BMW. Vendimos más vehículos que nunca aquí durante 2011. Hay un tremendo potencial de crecimiento en muchos de los países de esta región, particularmente en los Emiratos Árabes Unidos. La inversión en este impresionante complejo es testamento de las oportunidades continuas que existen en Abu Dhabi y la región”, asegura Ian Robertson, miembro de la Junta de Administración de BMW, responsable de ventas y marketing.

Vía: emol

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta