La ciudad de Madrid volverá a sufrir un nueva medida en pos de reducir su contaminación atmosférica. El centro de la urbe estará cerrado al tráfico de forma permanente a partir de 2018. A diferencia de otras ocasiones donde las prohibiciones se han limitado a unos días, la nueva medida que impondrá la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, entrará en vigor de forma indefinida.

Esta iniciativa servirá para reducir el nivel de CO2 de la ciudad e indirectamente para incentivar la compra de vehículos sostenibles, puesto que los coches eléctricos e híbridos enchufables sí podrán circular por el distrito central sin limitación alguna. El transporte público y las motos (dentro de una franja horaria) también podrán acceder a la zona restringida.

Eléctricos e híbridos enchufables están exentos a la prohibición

Actualmente ya hay zonas de Madrid donde la mayoría del tráfico tiene la entrada prohibida. No obstante, la conocida como Área de Prioridad Residencial será incrementada a partir de 2018 e incluirá todo el centro de Madrid. Como su propio nombre indica, a esta zona solo podrán acceder residentes y los vehículos exentos a esta prohibición: motocicletas (entre las 7:00 y las 22:00 horas), coches eléctricos (puros y de rango extendido), híbridos enchufables, transporte público y servicios de movilidad compartida (Car2Go, Emov o Ecooltra). En el caso de circular por esta zona con un vehículo no autorizado, deberemos hacer frente a una multa de 90 euros, a no ser que aparquemos en un parking privado de la zona.

¿Qué zona estará restringida al tráfico a partir de 2018?

La zona que verá prohibida la entrada al grueso del tráfico estará comprendida entre los siguientes barrios: Embajadores por el Sur, puente de Segovia y Calle Princesa por el Oeste, Calla Sagasta y Alberto Aguilera por el Norte y Paseo de Recoletos y el Prado por el Este.

Fuente – Ayuntamiento de Madrid

Vía – Newspress

1 COMENTARIO

Deja una respuesta