El Chevrolet Spark EV llegará en 2014 pero ya hemos tenido un aperitivo del pequeño urbano eléctrico en el Salón de Los Ángeles. En Estados Unidos no llega a costar 25.000 dólares, incentivos gubernamentales incluidos.

El Spark EV recopila toda la experiencia de la marca con el Chevrolet Volt que probamos, un coche que representa más del 50% de todas las ventas de vehículos eléctricos enchufables en Estados Unidos. Cuando salga a la venta en verano, será el primer vehículo eléctrico en ofrecer la función de carga rápida SAE Combo DC, que permite cargar el Spark EV al 80% en tan solo 20 minutos.

Dos pantallas de 7 pulgadas en el Chevrolet Spark EV

En el interior del Spark EV, las funciones más importantes del vehículo se muestran de forma intuitiva y clara en una de sus dos pantallas LCD a color de siete pulgadas, alta resolución y reconfigurables. Para tranquilidad del usuario, esta información incluye un indicador de la autonomía prevista en función de la forma de conducir y otros factores.

Además, los conductores urbanos tendrán muy a mano toda su música gracias al exclusivo sistema multimedia MyLink de Chevrolet (de serie) con el  acceder a prestaciones de información y ocio de smartphones como aplicaciones de navegación integral  (BringGo) y radio por Internet (TuneIn, Pandora y Stitcher). Los clientes que tengan un iPhone 4S o posterior disfrutarán también de la aplicación Siri de Apple.

El Spark EV se propulsa mediante un avanzado sistema de batería y motor eléctrico. Consiste en una unidad de transmisión coaxial y un motor eléctrico diseñados por GM que ofrecen 130 CV (110 kW) y 542 Nm de par motor. No hay datos oficiales, pero Chevrolet promete una de las mayores autonomías eléctricas de su segmento.

La batería de más de 20 kWh del Spark EV está diseñada para ser segura, duradera y fiable, y cuenta con una garantía de ocho años o 100.000 millas (160.934 km). Se compone de una batería de iones de litio cuadrangular de 254 kg, con un volumen de 133 litros y 336 celdas prismáticas. Se ha sometido a más de 200.000 horas de pruebas en los laboratorios de sistemas de baterías de General Motors.

Es la primera vez que una marca estadounidense fabrica un moderno conjunto completo de motor eléctrico y unidad de transmisión para un vehículo eléctrico en Estados Unidos. Y, como decíamos, el Spark EV es el primer vehículo 100% eléctrico de Norteamérica en ofrecer la función opcional de carga rápida SAE Combo DC, que permite cargar la batería al 80% en unos 20 minutos. Un receptáculo integrado de carga admite las tres plataformas de carga: carga rápida CC, 240 V CA y 120 V CA.

Usando una toma específica de 240 V, el Spark EV se recarga en menos de siete horas. Los propietarios pueden programar la carga en función de la hora de salida o durante horarios de tarifa reducida. También pueden gestionar y monitorizar el vehículo a distancia por ordenador en OnStar.com, o con la aplicación especial Chevrolet Mobile y Remote Link de OnStar (el Spark EV incluye de serie el servicio OnStar durante tres años).

Durante el desarrollo del Spark EV, Chevrolet se propuso ayudar a los clientes a conservar toda la energía posible para maximizar la autonomía de la batería. Una forma importante de conseguirlo es mejorando la aerodinámica del vehículo. Los diseñadores y los ingenieros de aerodinámica evaluaron todos los detalles del Spark de gasolina y lograron aumentar la autonomía real en cuatro kilómetros.

El Spark EV se ofrece en cinco colores: Electric Blue, Black Granite, Summit White, Silver Ice y Titanium. En el interior, los diseñadores se han esforzado para crear un habitáculo cómodo y espacioso con tecnología de reducción del ruido y una combinación de detalles cromados y azul eléctrico.

Fuente: Chevrolet
Galería de fotos del Chevrolet Spark EV:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta