No todo se ve en gran pantalla. Las series de televisión tienen un gran protagonismo en nuestras vidas. Todos recordamos alguna que ha marcado especialmente nuestra infancia o adolescencia, y aunque es habitual no recordarlo, en la mayoría, los coches juegan un papel protagonista. En coches.com repasamos algunos de los vehículos más míticos aparecidos en las series de televisión de mayor solera.

1. Steve Urkel (BMW Isetta)

Durante la década de los 90, muchas familias españolas comían acompañadas de Steve Urkel y sus “Cosas de Casa”. El amigo pesado de una familia negra norteamericana se convirtió en la estrella de la serie. Todo en él era histriónico y llamativo, incluido el automóvil, un BMW Isetta conocido como “el huevo” que alcanzaba los 85 km/h gracias a una motorización de 250cc y 300cc de 4 tiempos, originariamente instalado en las motocicletas de BMW.

BWM Isetta

2. El Equipo A (GMC Vandura)

“…Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizás pueda contratarlos”, decían en El Equipo A, una de las series más recordadas por toda una generación que seguían a diario las aventuras de un grupo de ex militares que se dedicaban a luchar contra las injusticias por todo el país. Tanto viaje necesitaba de un buen medio de transporte, una furgoneta GMC Vandura G-15 del 83 que conducía M.A Baracus. Con capacidad para siete personas, la furgoneta cuenta con un motor de 5700 cc V8 con una caja automática de 3 velocidades.

GMC Vandura del Equipo A

3. Kitt, el coche fantástico (Pontiac Trans Am)

El vehículo como protagonista de la serie. Posiblemente el automóvil televisivo más importante de todos los tiempos, capaz incluso de hacerle sombra al mismísimo David Hasselholff. El coche parlante, el mayor azote de los malos, era un Pontiac Trans Am de ocho cilindros en V, con una potencia de 310 caballos capaz de alcanzar una velocidad máxima de 211 km/h.

Pontiac Trans Am de El coche fantástico

4. Mr. Bean (MK IV British Leyland Mini 100)

Conocida es la afición de Rowan Atkinson por los coches de alta gama, y eso que en su caso los accidentes, afortunadamente sin consecuencias, son algo habitual. Su alter ego en la pequeña pantalla, Mr. Bean prefería coches más sencillos. El genial personaje cómico de la televisión británica conducía un Mini amarillo de 998 cc con 4 cilindros, 39 caballos y una velocidad máxima de 132 km/h.

El Mini de Mister Bean

5. Colombo (Peugeot 403)

Sirva como recuerdo para Peter Falk, fallecido en 2011 y que durante años diera vida al Teniente Colombo, el agente más destartalado de la televisión, protagonista de la que es posiblemente una de las mejores series en su género. Colombo conducía un coche a su imagen y semejanza; un Peugeot 403, sucio y lleno de abolladuras que escondía en su interior un motor de 1.5 litros, 1,3 litros en su versión de 7 CV, y 1.8 en la diésel. Aunque en algún capítulo este Mercedes fue protagonista.

Peugeot 403 de Colombo

6. El Mentalista (Citröen DS “Tiburón”)

La serie más actual del listado aún se emite en nuestro país. A Patrick Jane, un vidente con poderes sobrenaturales que trabaja asesorando a la policía, el negocio de lo extraño le va bastante bien. Cuando no está contactando con las fuerzas ocultas, conduce un flamante Citröen DS conocido como Tiburón, un vehículo de un diseño atractivo, muy popular en los años 60 en Francia y prácticamente desconocido en Estados Unidos. Considerado en su época como un vehículo de vanguardia, era capaz de alcanzar los 145 km/h con un consumo medio de 10 litros a los 100. Además, presumía de un novedoso sistema de suspensión hidroneumática con corrector automático de altura.

Citröen DS "Tiburón" de El Mentalista

7. Los Dukes de Hazzard (Dodge Charger R/T 1969)

El General Lee, el coche sureño de Los Dukes de Hazzard, fue diseñado para competir en las carreras de Nascar. El vehículo, fabricado por Dodge, se hizo muy popular gracias a la popular serie norteamericana. Bajo el capó, escondía un motor 318 V8 con 230 caballos.

Dodge Charger R/T 1969 de Los Dukes de Hazzard

8. Starsky y Hutch (Ford Torino 1975)

Los detectives más expeditivos de California compartían protagonismo televisivo con un Ford Gran Torino de color rojo y una particular franja blanca. La motorización fue mejorada para la serie con un motor de 400 caballos, ruedas de mayor tamaño, llantas de aluminio de 15 pulgadas y unas llamativas entradas de aire.

Ford Torino de Starsky y Hutch

Vía: Cochombo

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta