Arran es el nombre de una organización que se define como “juvenil de izquierdas, independentista, socialista y feminista”. Operan en Cataluña y Baleares y una de sus causas de lucha recurrentes es la protesta contra el turismo masivo. No cabe duda de que un exceso de turistas en un espacio limitado puede causar auténticos quebraderos de cabeza a la población local. ¿Pero destrozar coches de alquiler sirve de algo?

Eso es lo que han realizado dos activistas de este colectivo. Con la cara tapada, se ponen a realizar destrozos en varios coches de alquiler estacionados en una calle de Palma, la capital de Mallorca. Los rocían de pintura, pegan carteles e incluso rompen lunas y pinchas sus neumáticos.

Para dar a conocer su acción, el acto de protesta ha sido grabado y difundido en redes Sociales. Como puedes ver en este vídeo a continuación, de poco más de un minuto de duración, los daños en los coches de alquiler son notables. Se ve también de manera clara cuáles son las empresas propietarias de los vehículos, de las más importantes del sector

El exceso de turismo puede crear muchas disfunciones en una sociedad, no cabe duda. Y cuando se lleva a entornos frágiles, bien porque tengan recursos limitados o por su riqueza natural, sin duda amenaza la sostenibilidad.

La organización que ha realizado esta acción de protesta argumenta que los más de 100.000 coches de alquiler que circulan por las carreteras de la isla (el dato lo proporcionan ellos), supone el colapso de las infraestructuras mallorquinas. La importancia en el PIB de Baleares es inmensa. Según el diario El Mundo, “representa más del 45% del PIB, es el principal motor económico de la comunidad y emplea a más del 30% del total de asalariados”. ¿No supone atentar contra este sector y, sobre todo, los actos de vandalismo, una amenaza contra la sostenibilidad, ya que hay que gastar recursos para arreglar esos coches que, de otro modo, no serían necesarios?

Vía: Car & Driver

1 COMENTARIO

  1. Estos, aparte de delincuentes comunes, son imbéciles comunes. De la permisividad con los “chicos de la gasolina” vienen estos otros “gilipollas de la pintura” campando a sus anchas. Pero claro, como son de izquierdas, feministas y no se cuántas chorradas más… alguno hasta lo verá gracioso.

Deja una respuesta