Tras la división de Alemania, el grupo Auto Unión necesitó algunos años para reestructurarse. El nuevo orden establecido también afectó a la organización de este gigante de la automoción, quedando su sede en Sajonia, la nueva República Democrática Alemana, y haciéndose necesaria una nueva en la República Federal Alemana. Así, en 1949 nació Auto Unión Gmbh, centrando su actividad inicial en la producción de recambios. Enseguida comenzaría la producción de la motocicleta RT 125 y la furgoneta Schnellaster F800 con un motor perteneciente al F8, anterior a la guerra.

DKW Monza
DKW Monza

También el motor del F8 se utilizó para el primer turismo llamado F89, hasta que con el F91 llegó el primer motor de tres cilindros (1953 a 1955) con 34 CV y 900 c.c. Un año más tarde, un F93 de similares características y 38 CV de potencia, le sustituiría hasta 1959. En esta fecha, irrumpe un nuevo modelo equipado con un motor de 1000 c.c., cuya potencia oscilaría entre los 44 y los 50 C.V., de la versión S. Opcionalmente, este modelo ofrecía la posibilidad de ir equipado con embrague automático (saxomat), frenos de disco o una versión deportiva como coupé y más tarde, como descapotable.

Desde 1956 a 1958, el DKW Monza sorprendió por sus récords de velocidad en el mismo circuito italiano al que debió su nombre. Este deportivo, realizado en fibra de vidrio sobre el chásis del F93, llegó a alcanzar los 140,96 km/h, con una media aproximada de 139 km/h.

A partir de 1959, los Junior F12 alcanzarían una gran popularidad, llegándose a producir diferentes modelos: Junior (modelo básico), Junior de Luxe (versión mejorada), F11 (mayor tamaño) , el F12 (mayor en tamaño y motor) y el F12 Roadster.

DKW se granjeó numerosos éxitos con sus motores tricilíndricos de dos tiempos, principalmente en las carreras donde estas máquinas desarrollaban todo su potencial y situaron a la firma en el podio de las más laureadas durante la década de los 50.

Ya en 1964, el F102 (también F103) sería el sustituto absoluto del AU1000 y el primer vehículo de Auto Unión, con un motor de cuatro tiempos y algunas novedades en su carrocería. A partir de aquí, DKW dejaría de existir como productor de vehículos de pasajeros ya que el grupo Auto Unión pasaba a ser propiedad de Volkswagen. Así, con el F103 o Audi 72, la marca de los cuatro aros vuelve al panorama automovilístico.

DKW también destacó por la producción de vehículos todoterreno como del DKW Munga para el ejército alemán (1956 a 1968). La producción de furgonetas (1949 a 1962) sentaría las bases para la futura Mercedes-Benz de 1975. Otras firmas conocidas, incluso, llegarían a copiar sus modelos de motocicletas anteriores a la Segunda Guerra Mundial, especialmente las Yamaha de los años 50.

Fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta