Cualquiera que haya tenido la suerte de visitar Cataluña, se habrá percatado que, por su presencia, los peajes parecen ser un elemento cultural de la idiosincrasia de la tierra. Cataluña es una las autonomías con mayor presencia de peajes, una situación que ha terminado por desquiciar a los conductores, hartos de pagar por hacer uso diario de las carreteras.

Un grupo de estos indignados de las cuatro ruedas son los responsables del lanzamiento de la plataforma “Prou Peatges”, que persigue la eliminación de peajes en determinados puntos de la red viaria. Como parte de los actos de movilización, la Plataforma ha convocado para el próximo 1 de mayo a las 12 del mediodía, un acto de desobediencia en ocho peajes catalanes, invitando a los conductores a que no abonen el coste de una infraestrutura que la organización considera suficientemente amortizada.

La iniciativa, llamada #novullpagar, cuenta con el respaldo del Solidaridad Catalana por la Independencia (SI), el partido político fundado por Joan Laporta y que ha hecho público su apoyo a través de Uriel Bertran, secretario general, que solicitará a Abertis el desmantelamiento de los peajes. El compromiso de SI va mucho más allá, hasta la creación de un servicio gratuito de asistencia jurídica que asesorá a los participantes y que denunciará las “prácticas ilegales” que lleva a cabo Abertis, en alusión a las posibles detenciones ilegales que pudieran producirse en los peajes, durante la celebración de la jornada de protesta.

Bertran ha criticado duramente al Parlamento Catalán por hacerse cargo cada año del pago de un Teletac (dispositivo adherido al coche que carga el coste del paeje a una cuenta bancaria) a cada diputado, solicitando a sus señorías de lo devuelven de forma inmediata. Bertran, que formó parte de ERC, ha descartado acciones conjuntas con el partido republicano hasta que sus diputados no procedan a la devolución de los Teletac.

Vía: El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta