El Citroën DS3 es el último modelo de la marca gala (tras el Citroën C3 y el C-Elyseé) en sumarse a la moda tricilíndrica PureTech. De momento se ofrece solamente con el acabado Design, el más básico, bajo la denominación VTi 82, que desarrolla 82 CV (60 kW) a 5.750 rpm con un par máximo de 115 Nm a 2.750 revoluciones. Su consumo medio se queda en 4,5 l/100 km, con una cilindrada de 1199 cm3. Las emisiones de CO2 se han reducido hasta alcanzar los 104 g/km.

¿Qué ventajas tiene un motor de tres cilindros sobre uno de cuatro? Citroën señala la reducción de pérdidas por rozamiento, la disminución del número de piezas en movimiento, la reducción del peso y las dimensiones más compactas. Todos estos factores ayudan a que se reduzca el consumo de carburante. Esta nueva familia de propulsores se fabrica en la planta de Trémery, en Francia.

Gracias a la reducción del número de cilindros y a la redefinición de diversos órganos mecánicos, la disminución del peso, en comparación con las motorizaciones reemplazadas, es de 25 kg para el motor VTi 68, y de 21 kg para la versión VTi 82, lo que supone una reducción de peso superior al 20%, para el motor montado y sin los accesorios (alternador, motor de arranque…). Las culatas son de aleación ligera, gracias a la utilización de un procedimiento de fundición específico llamado PMP o moldeado por inversión. La integración de diferentes funciones limitan el peso y las dimensiones. El colector de escape está directamente integrado en la culata, lo que permite una reducción del número de piezas y el peso.

La mayor desventaja de un motor tricilíndrico llega desde el punto de vista de la comodidad. Citroen señala que no hay problemas con el confort de vibración y rumorosidad en la versión VTi 82, gracias a un árbol de equilibrado contrarrotante. Además, la gestión eléctrica permite optimizar la carga de la batería con un funcionamiento de rueda libre del alternador, que se utiliza al máximo cuando no necesita proporcionar energía.

La firma gala ha registrado 52 patentes para la realización de esta nueva generación de motores; 23 relacionadas con la arquitectura del motor, 20 con el control del motor y 9 sobre los procedimientos y herramientas de fabricación específicos.

El Citroën C3 también cuenta con una versión más económica, el VTi 68, con 999 cc de cilindrada, una potencia máxima de 68 CV (50 kW) a 5.750 rpm. Es una mecánica que destaca por su eficiencia, con 4,3 l/100 km en ciclo mixto y unas emisiones de 99 g/km de CO2. Por su parte, el Citroën C-Elyseé se vende con una versión intermedia más adaptada a los combustibles y octanajes de más mercados para los que está concevido. Utiliza el motor de gasolina VTi 72 tiene prestaciones similares (72 CV, par máximo de 110 Nm a 3.000 rpm),  y el consumo se queda en 5,2 l/100km, e(119 g/km de emisiones de CO2).

Esta nueva versión se sitúa en la base de la gama de gasolina con un precio recomendado de 15.330 euros.
 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta