Para aquellos que ejerciendo nuestra labor profesional estamos asistiendo en primer fila a la transformación de la industria de la automoción, resulta especialmene satisfactorio comprobar como el sector maneja cada día nuevas alternativas para lograr un modelo de negocio eficaz, sostenible y más respetuoso con las exigencias medioambientales del planeta.

Si todo sigue discurriendo por el camino trazado, dentro de unas décadas el petróleo será para los automóviles un recuerdo del pasado. Estos días hemos conocido la proeza de un grupo de ingenieros de Durhan, en Inglaterra, que ha desarrollado un vehículo propulsado por café, utilizando un proceso de gasificación que convierte el viejo café molido en un gas compatible con un motor de combustión interna.

Encabezados por el doctor Martin Bacon, el vehículo además ha conseguido superar el récord mundial de velocidad para este tipo de automóviles, al alcanzar los 107 kilómetros por hora durante un período prolongado y que le ha valido su entrada en el escéntrico Libro Guinness de los récords.

Bautizado como “Coffee Car“, se trata de un modelo British Leyland Rover SD1 modificado con la instalación de un gasificador que convirte material orgánico, café en este caso, en gas de síntesis, tras someterlo a un proceso de alta temperatura sin combustión, con cantidades controladas de oxígeno o vapor.

En las pruebas iniciales, llevadas a cabo hace tan solo unos meses, el vehículo llegó a superar en varias ocasiones los 100 kilómetros por hora. El ojetivo del equipo dirigido por Bacon era rebasar los 120 km/h, aunque finalmente tuvieron que conformarse con los mencionados 107, eso sí, con un récord bajo el brazo.

Aunque el propio Bacon reconoce que la gasificación no debe ser la principal alternativa al actual modelo basado en los combustibles fósiles, apunta a que con una adecuada inversión puede eregirse como una figura intermedia que minimice el impacto a corto plazo de la transformación.
http://www.youtube.com/watch?v=feHvQG6T6jU&feature=player_embedded
Vía: Neoteo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta