Autopia Europia está en construcción. Se trata de la instalación que formará el concesionario más grande del mundo. Se construirá en las afueras de Estambul, en Turquía. Hay quienes dudan sobre su posible supervivencia ante la actual crisis de ventas que vive el sector y que sólo se mantiene vivo a base de ayudas estatales.

Estamos ante Turquía, un país en plena emergencia y con muchos compradores potenciales de coches. Por este motivo, los promotores esperan evitar esta crisis, sobre todo pensando que el país la habrá superado cuando en dos años se inaugure Autopia Europia.

En la anterior imagen se puede observar el gigantesco edificio que tendrá una superficie útil de alrededor de 200.000 metros cuadrados. Parece más un complejo industrial que un concesionario. Hay que destacar que, en sus 6 plantas (con una altura de seis metros), albergará  la no despreciable cantidad de 200 puntos de venta de automóviles nuevos o usados.

Pero no sólo esto. Nos plantamos ante un auténtico centro comercial en toda regla. ¿Por qué? El motivo es que contará con 56 restaurantes, 48 servicios oficiales de taller, 24 sucursales bancarias y 42 entidades aseguradoras. Parece todo un sueño norteamericano. En Turquía se hará realidad.

Una especia de drive-in. Esta característica es la que más ha llamado la atención. Los asistentes, podrán entrar en coche al complejo,  circular por los 6 pisos y parar frente al concesionario que más nos apetezca. La empresa que realizará la construcción espera y desea alquilar cada uno de los espacios que se llevarán a cabo. Además, esperan la llegada de unos seis millones de visitantes anuales.

Aunque ante tal tamaño de infraestructuras, debemos hablar de una pequeña desventaja. Muchos visitantes deberán acudir a pie o en transporte público. ¿Qué ocurre con el parking? Que sólo podrá albergar a 900 coches. Pero esto pasa a un segundo plano y se olvida cuando observamos  que el tejado cuenta con una auténtica pista de pruebas.

Y hablando de esto último, se afirma que dicha pista se empleará para pruebas de conducción de coches nuevos. Y como hablamos de un tejado, no deben faltar las barreras de protección.

Vía: Diariomotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta