Parece una locura que una compañía que fabrica coches eléctricos salga a una oferta pública de acciones, sobre todo en los malos tiempos que corren para las empresas automovilísticas. Pero es justo ahora cuando Tesla Motors ha decidido dar el salto al parqué neoyorquino, cotizando en Nasdaq bajo el símbolo TSLA.

La compañía californiana no ha publicado hasta el momento beneficios y el único modelo que tiene en el mercado es el Tesla Roadster, que se vende al público por 109.00 dólares (algo más de 89.000 euros). Eso sí, entre sus clientes ya cuenta con celebridades de la altura de Brad Pitt y George Clooney.

La compañía ha logrado captar con su salida a bolsa 266 millones de dólares (218 millones de euros). Ha vendido 13,3 millones de acciones a un precio de 17 dólares cada una, después de ofertarlas a un rango de entre 14 y 16 dólares, según datos recogidos por Bloomberg y la Comisión de Mercados y Valores de EE.UU. Los títulos han comenzado a cotizar con fuertes subidas y el primer cambio se ha fijado en 19 dólares.

La empresa con sede en Palo Alto ha explicado que empleará el capital captado para pagar las fábricas y financiar posibles adquisiciones. Elon Musk, el presidente ejecutivo de la empresa, que ha invertido su fortuna personal en Tesla después de haber ganado más de 300 millones de dólares con la venta de PayPal y Zip2 Corp, utiliza la oferta para relanzar una nueva empresa que espera perder dinero los próximos dos años mientras invierte en el desarrollo de un modelo sedán de baterías.

La oferta pública de acciones de Tesla Motors es la primera de una empresa automovilística estadounidense desde la lanzada por Ford en 1956. Además, llega después de que 35 compañías en todo el mundo hubieran pospuesto sus opv desde mayo, por los problemas europeos de déficit y deuda de trasfondo.

Tesla Motors presentó su primer modelo, el Roadster en julio de 2006. Se trata de un coche que acelera de 0 a 60 kilómetros por hora en cuatro segundos, alcanza una velocidad punta de 195 kilómetros por hora, sus emisiones a la atmósfera son cero y la autonomía es de unos 400 km (el principal problema de los coches eléctricos hasta ahora).

La marca presentó en marzo de 2009 el segundo modelo de su gama. Se trata un vehículo de cinco plazas, que saldrá a la venta en el año 2011 y que -según su fabricante- será el primer automóvil eléctrico producido en masa. Llamado Model S, una berlina completamente eléctrica con una autonomía de unos 360 km por cada recarga, costará 57.400 dólares, pero, tras un crédito impositivo de 7.500, el precio real será de 49.900 dólares.

Vía | El País

7 COMENTARIOS

  1. Una buena inversión en comunicación y este coche (o el Model S) se venderá como churros. La única duda es conocer la rentabilidad de las ventas a esos precios, pero me imagino que esto no lo han montado unos aficionados, así que…
    Por supuesto, tendrá los mismos problemas que todos los electricos ahora, digo yo: tiempo de recarga, disponibilidad de puntos de recarga, etc.

  2. La marca más rentable es Porsche, y no destacan precisamente por vender coches baratos… 😉

    La autonomía del Tesla es alucinante comparado con los 150 km que suelen ofrecer el resto de eléctricos. Su tiempo de recarga… Con cada hora ganas 90 km de autonomía. Lo que cambiará drásticamente será la forma en la que planeemos los viajes en coche. Posiblemente habrá más negocio en alquilar coches para trayectos cortos y para los largos, tren o avión.

    Sobre los puntos de recarga, hoy ha salido una gran noticia: Bruselas da el primer paso para desarrollar un cargador común para los vehículos eléctricos. Era hora, por cierto.

Deja una respuesta