Cuando los responsables de la marca decidieron lanzar sus productos en Europa se dieron cuenta inmediatamente de la necesidad de contar con un motor diesel en su gama. Pues estadísticamente gran parte de las ventas en este segmento van dirigidas a este tipo de mecánicas. De hecho los estudios que manejan indican que 8 de cada 10 unidades vendidas en Europa del EX llevarán una motorización diesel.

Infiniti EX30d
Infiniti EX30d

Y la verdad es que el motor elegido cumple sobradamente con las expectativas creadas. El Infiniti EX30 monta ahora exactamente el mismo propulsor V6 de tres litros de cilindrada, con common-rail e inyectores piezo-eléctricos de alta presión (1.800 bar) que utiliza el FX30d. Gracias a este avanzado motor se obtienen unos consumos y emisiones inferiores a las del propio V6 de gasolina de la marca, pero sin menoscabo del dinamismo y las prestaciones que se espera en un vehículo de estas características.

El motor de arquitectura V6 utiliza el acero al grafito compactado (CGI) para la construcción del bloque, ya que ofrece una robustez mayor (75% más resistente que el acero) combinada con un peso inferior (22% menor). Las bancadas de los cilindros forman entre sí un ángulo de 65 grados con el turbocompresor de geometría variable montado en la parte interior de la V. Las culatas, ahora sí, son de aluminio.

Este motor de 2.993 cc alcanza una potencia de 238 CV a 3.750 rpm y un par de 550 Nm a tan solo 1.750 rpm. Gracias a todo ello el Infiniti EX30d acelera de 0-100km/h en 7.9 segundos y consigue una velocidad punta de 221 km/h. Sin que estas prestaciones de auténtico deportivo supongan un excesivo gasto de combustible, ya que el consumo medio en ciclo combinado es de tan solo 8.5 l/100 km, y si además tenemos en cuenta que el peso de todo el conjunto llega a los 1.985 kg. Por su parte las emisiones de CO2 se sitúan en los 224 g/km.

Como el resto de sus parientes de gama este atractivo SUV está dotado de un ya conocido sistema de tracción integral inteligente (denominado Infiniti ATTESA E-TS) en el que la mayor parte del par motor se deriva al eje trasero, acompañado de una transmisión automática de siete velocidades. La distribución del par varía desde el 100% al eje trasero sobre firme seco hasta un reparto 50/50 en superficies deslizantes. El resultado es una conducción muy dinámica en asfalto combinada con las posibilidades que ofrece la tracción integral sobre nieve, arena o barro.

También dispone de las más avanzadas tecnologías en materia de seguridad como el sistema de Prevención de Cambio de Carril (LDP – Lane Departure Prevention). En lugar de los simples avisos de desvío de carril que proponen otros sistemas, el LDP interviene suavemente para guiar al coche hacia la parte central del carril si las advertencias que realiza no son atendidas.

Galería de Imágenes Infiniti EX30d

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta