A pesar de que España atraviesa por una situación económica y social muy preocupante, el país mantiene puntos de anclaje sobre los que aún puede sacar pecho. Es el caso de la gestión de la infraestructuras del transporte, un sector en el que tras más de tres décadas de experiencia, las empresas nacionales se han convertido en referencia internacional.

En tiempos de crisis y a pesar de que las grandes corporaciones están pasando por momentos críticos, tal y como demuestra las reiteradas caídas en bolsa, la colaboración entre el sector privado y las administraciones públicas ha conseguido que nuestro país mantenga el liderazgo en la construcción, desarrollo y gestión de carreteras, ferrocarriles, puentes, aeropuertos o puertos y sobre todo, en lo referente a las autopistas. Así lo asegura Seopan, la patronal que agrupa a las grandes constructoras y que, según los datos que maneja, las empresas españolas en este ámbito son líderes en Chile, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Portugal, Reino Unido, Italia, Grecia, Polonia, la India o Australia, entre otros países. Además, en informaciones publicadas por la Public Works Financing, las corporaciones nacionales controlan 272 grandes infraestructuras españolas, o lo que es lo mismo, el 37% del total mundial.

ACS continua siendo el nombre más relevante, gracias en buena parte a la consolidación de su filial alemana Houchtief. En la actualidad ACS está involucrada en un total de 72 proyectos a lo largo de todo el planeta. En segundo lugar se sitúa FFC y su filial Global Vía con 45 concesiones, seguido por Abertis con 42, Ferrovial con 35, OHL con 29, Sacyr con 22, Acciona con 12, Isolux Corsán con 9 e Itínere con 6.

En cuanto al volumen de inversión, Ferrovial-Cintra es la que más apuesta, con un montante superior a los 47 mil millones de euros, justo por delante de ACS y sus 46.303 millones invertidos. El grupo presidido por Florentino Pérez presume de 2.397 kilómetros de autopistas en construcción o explotación, mientras que Ferrovial cuenta con una cartera de 20 autopistas en España, Canadá, Estados Unidos, Portugal, Irlanda y Grecia que suman alrededor de 2.000 kilómetros.

Vía: El Economista

1 COMENTARIO

  1. ¡Wow! Qué buena cifra. Nos gusta saber que España es el líder mundial en algún aspecto relacionado con el transporte y la seguridad vial.

Deja una respuesta