Lo reconozco, soy un cinéfilo empedernido. Incluso llego a extraspolar frases, barrios (sobre todo de Nueva York) y situaciones de películas a mi vida real. No, no es una locura preocupante, solo transitoria y sin efectos secundarios. Por eso propuse escribir yo este post: los coches y el cine, o mejor dicho, los coches “de película”. Porque, en el fondo en la inmensa mayoría de las películas salen coches, pero los que te vamos a hablar aquí, son casos especiales, fuera de la norma, ya sea por futuristas, “imposibles” o deliciosos clásicos.

Vamos a ir repasando los vehículos que han marcado una época a través de una película, o bien los que, gracias a un film -De Lorean, no miro a nadie- se hicieron famosos, no decimos populares porque este término no sería justo, ya que popular significaría que es de uso común, y lo que de verdad hace especiales a estos “carros” es su exclusividad “en bobina”.

En este post vamos a permitirnos una licencia, con vuestro permiso: no seguir un orden ni cronológico, ni por aparición (es decir, lanzamiento de la peli o el vehículo). La razón es que creemos que así va a tener mayor frescura, y no menos importante, porque el que esto suscribe, en esta ocasión apenas va a apoyarse en notas, casi todo está en su cabeza “en pantalla grande”.

Quizá por recuerdos de infancia, el primer coche que se viene a la memoria es el Volkswagen 1200 de 1963, el popular “Escarabajo”. En el film “Herbie“, él era el protagonista absoluto.

Una de las primeras, por no decir la primera, peli que vi en pantalla grande fue “Los Cazafantasmas“, de la cual, ¿quién no recuerda su ambulancia? Un Cadillac Miller Meteor del 59′. Y si hablamos de “transportes”, que levante la mano el que no haya visto a menos una vez “El equipo A“. Pues esa furgoneta que todos queríamos tener y que parecía indestructible, es una GMC Vandura. Por no hablar del taxista más famoso de la historia: “Taxi Driver” y su Cecker Maraton, el clásico taxi neoyorquino de toda la vida.

Los más rápidos y futuribles

Aquí vamos a destacar algunos de los más veloces de la historia del cine. Como no podía serd e otra manera, empezamos por el que pasa del pasao al futuro y vuelve al presente en un santiamén: el De Lorean de “Regreso al Futuro”. Por tener hasta tenía las puertas “alas de gaviota”. Una gozada. También hay para circuitos de velocidad: “Los locos del Cannoball”, en el que salía el Lamborghini Countach; el Ford Coupé de la mítica “American Graffiti”, de George Lucas, El Porsche 917 KY de “24 horas de Le Mans” u otro Porsche, el de Tom Cruise en “Risky Bussiness”: Porsche 928.

Si hablamos de futuro, no podemos dejarnos en el tintero “Mad Max”, con Mel Gibson a los mandos del Ford Falcon XB GT 1973. O a los “Men in black” en su Ford Ltd Crown Victoria de 1987. No, no nos olvidamos del coche que hablaba y te iba a buscar: Pontiac Firebird Trans Am, de “El coche fantástico”. Una película de Ciencia-Ficción que usó un clásico fue “Austin Powers”, el Jaguar E-Type de 1961.

Hay también recuerdos para el producto nacional, como el Citroën 2CV de “Sör Citroën” o el más actual, el Seat 1430 de “Torrente”.

Policíacos

Para empezar, el detective más famoso del cine: James Bond y su Aston Martin DB5. Tenemos también en mente el Ferrari Testarrossa de “Miami Vice” o el Ferrari 308 de “Magnum”, si nos ponemos “policíacos”. Y en este capítulo no podía faltar el “símbolo” de Starsky y Hutch, el Ford Gran Torino, una maravilla que por sí solo inspiró la cinta “Gran Torino”, de Clint Eastwood.

Ford, como te habrás fijado está muy presente en este artículo. “Cobra” conducía un Mercury Coupé y “Bullit” un Mustang GT 390.
Pero lo mejor es que los veas por ti mismo en la galería que te hemos preparado. Hemos puesto en primer lugar el modelo del coche y después el título de la película correspondiente. Que los disfrutes.

Galería de fotos de coches de película:

Ver galeria (35 fotos)

5 COMENTARIOS

  1. Herbie, ese sí que es un coche que marcó historia y además sigue siendo un futuro lejano porque volaba, a su manera pero volaba! jaja

Deja una respuesta